¡No te pierdas nuestro contenido!

Desde el blog de desarrollo de Windows 8 continúan dando pequeños avances sobre los trabajos las mejoras y novedades que tendrá el próximo sistema operativo de las ventanas. En esta ocasión han hablado de la instalación del sistema, la cual promete ser mucho más rápida que hasta ahora, pudiendo instalarse tan sólo en once clics. Explican que con el desarrollo de Windows 7 se centraron en mejorar la confiabilidad de la instalación del sistema operativo, que cuando un usuario realizase una instalación fuese menos probable que se produjesen errores, ahora le quieren añadir más velocidad a la instalación.

No es ninguna sorpresa que Microsoft ha hecho muy buen trabajo en este aspecto y la instalación del sistema operativo tiene mucho menos pasos que versiones anteriores y es más rápida. Para un usuario avanzado instalar Windows podría ser una tarea fácil, pero para los que tienen menos conocimientos podría ser algo más complejo debido a su desconocimiento. Para ellos va principalmente esta mejora, simplificando pasos y además añadiendo velocidad.

Bastantes usuarios se quedan con la versión de Windows cuando compran su ordenador y el que desea actualizar a la versión más reciente tenía que hacerse con ella en una nueva caja. Sin embargo los planes de la empresa de Redmond nos llevan hacia una instalación vía Internet, el usuario podrá adquirir su nuevo sistema operativo desde la página web de Microsoft desde donde descargará un instalador web que permitirá realizar la instalación actualizando el sistema, hacer una instalación completamente limpia o bien transferir los archivos de instalación a un dispositivo externo, cómo una memoria flash USB.

Y cómo se quiere mejorar la velocidad de instalación y que el usuario realice los menos pasos posibles, ¿cuál es el punto donde más tiempo puede perder un usuario en la instalación? En el momento que el instalador nos pide la clave de nuestro sistema operativo, algo que ya no será necesario realizar en Windows 8. El instalador obtendrá automáticamente la clave de nuestro sistema operativo y mediante un archivo que copiaremos a nuestro USB se insertará automáticamente. Puedes ver un ejemplo de todo el proceso en el siguiente vídeo.

Como puedes ver la instalación del sistema operativo es bastante sencilla con este ejemplo y con el archivo anteriormente mencionado --en el que se pone la clave de nuestro Windows-- también se puede automatizar todavía más indicando, por ejemplo, el idioma de la instalación o la configuración dual de arranque, algo que puede ser muy interesante para los administradores de sistemas.

¿Y los que quieran actualizar el sistema operativo en lugar de hacer una instalación limpia? También tienen mejoras importantes, tanto en la cantidad de pasos que tienen que hacer y sobre todo en la velocidad de la actualización, la cual es mucho más rápida. Si tuviéramos que realizar una actualización de un sistema operativo con casi millón y medio de archivos y 120 aplicaciones instaladas Windows 7 tardaría más de 500 minutos en realizarla, sin embargo con Windows 8 esa cifra se ve reducida hasta los 52 minutos. En Microsoft no dejan de comentar cosas buenas sobre su próximo sistema operativo, y realmente tiene muy buena pinta, esperemos que todas esas promesas se cumplan. Y una pregunta que dejo en el aire, ¿habrán pensado alguna parte de ese sistema para combatir la piratería? Y si es así, ¿creéis que el sistema planteado puede ser eficaz?