Imaginémonos un día en el que no hay Google, ni rastro de la compañía y sus herramientas diarias de trabajo. Ese mismo día tampoco habría Yahoo, ni Twitter, ni Facebook, ni Amazon, ni PayPal, ni otras tantas compañías que han mostrado su total rechazo a SOPA. Esa huelga de la que se habló hace unos días comienza a tomar forma. La denominada "opción nuclear" podría ser uno de los momentos más históricos de la historia moderna en la red. El 24 de enero se vota SOPA, el día antes se apunta como el día de la mayor defensa de la red contra la regulación.

Y es que tras la filtración a Cnet, son muchas las voces que apuntan a que Google, Amazon, Facebook, Twitter, PayPal, Wikipedia, AOL y el resto de grandes corporaciones contra la propuesta de ley, se encuentran en conversaciones para tener el Blackaout day o como el mismo Markham Erickson, de NetCoalition, denominó como la opción nuclear.

Se sabe que esta coalición estaría formada en el frente por las siguientes compañías entre otras:

  • Google
  • Yahoo!
  • Facebook
  • Foursquare
  • Twitter
  • Wikipedia
  • Amazon
  • Mozilla
  • AOL
  • eBay
  • PayPal
  • IAC
  • LinkedIn
  • OpenDNS
  • Zynga

Una opción que trataría que todas las webs de estas empresas y sus servicios online dejaran de funcionar 24 horas con el único fin de concienciar a los usuarios de Internet y los que intentan aprobar SOPA del peligro que conlleva. Una opción arriesgada con unos costes seguramente millonarios, pero una vía final, tal y como la estarían viendo, por elevar el altavoz de denuncia sobre SOPA.

Si la batalla contra la regulación ya mostró su punto más álgido justo antes de las navidades, con el tremendo boicot a GoDaddy por apoyar la legislación, esta puede tener unas consecuencias aún mayores.

Aunque no hay confirmación oficial al respecto, la idea es clara. Toda la ira de consumidores o usuarios ante el "apagón" se podrá revertir contra la idea que se encuentra detrás de SOPA. La información que existe sobre si habrá o no una desconección de los servicios está basada en la información confidencial que fue entregada a Cnet por Markham Erickson. El hombre comunicó que las compañías se encontraban en conversaciones "muy serias" para esta protesta conjunta. De haberla, se apunta como fecha más que probable el próximo 23 de enero, un día antes de que el Senado vuelva a debatir SOPA. Esa fecha sería el momento oportuno para hacer llegar de la forma más clara la aberración que estaría a punto de aprobarse.

Así mismo lo afirmó el propio senador Harry Reid el fin de semana:

SOPA es una legislación bipartidista extremadamente importante. Esperamos que podamos tener un par de días productivos, aprobarla, y pasar a otros asuntos.