SETI ha dado a conocer las primeras señales de la misión Kepler, un conjunto de primeras emisiones candidatas generadas que provienen de KOI-812 y KOI-817. Para ello y durante el proceso de observación, los objetivos apuntados se alternaron para permitir descartar aquellas señales que llegaban de dos lugares diferentes en el espacio. Las señales que se obtuvieron son ejemplos de interferencias de radiofrecuencia terrestre, similares a lo que creen que podría ser producidas por tecnología extraterrestre.

Y es que el primer análisis de la misión Kepler se ha iniciado con este primer lote donde se explorarán los 86 exoplanetas candidatos descubiertos por el telescopio espacial. Fueron los científicos en la Universidad de California, Berkeley, quienes anunciaron este pasado fin de semana que el SETI había encontrado las primeras señales de datos. No obstante, los análisis han demostrado que las mismas no dejan de ser interferencias de radiofrecuencia terrestre. Así lo comentaban a través de su blog:

A pesar de que estas señales son interferencias, detectamos eventos con características similares a lo que esperamos de la tecnología extraterrestre, y esto es una buena indicación de que los primeros pasos de nuestros algoritmos de detección están funcionando correctamente.

SETI se refería a la frecuencia y el desplazamiento de la señal observada, la cual coincidía con las características que los investigadores esperaban ver como señal de radio artificial generada desde el espacio. Sin embargo, estas características son compartidas por aquellas señales de radio creadas a partir de satélites creados por el hombre que orbital en la Tierra.

¿Cómo lo comprobaron? Los investigadores dicen que pudieron diferenciar la señal de radio moviendo el telescopio. Si la señal de radio se estaba generando a través de una fuente del espacio podrían encontrarla apuntando en otro punto, en este caso, la señal persistió.

SETI finalmente apunta que tiene previsto continuar el análisis de los casi 50 terabytes de datos generados a partir de las observaciones de Kepler. De esta esta forma continuarán actualizando las entradas en su página oficial mostrándonos los resultados en los próximos meses. Por ahora, habrá que esperar para encontrar algún tipo de señal que nos indique vida extraterrestre.