Me sorprende la cantidad inmensa de mensajes desinformados que leo en Twitter, en otras redes sociales, en blogs y hasta en medios de comunicación sobre el anuncio consiste en que si se hace una demanda para retirar contenido y esta se hace efectiva, es posible que el (o los) tweets dejen de visualizarse únicamente en el país donde se originó dicha demanda.

Pero para entender este anuncio hay que primero saber cómo Twitter trataba este tipo de demandas legales en el pasado. Dichas acciones legales no tienen nada que ver con internet o con un servicio en particular, sino con las formas en que los gobiernos funcionan y lo que significa la libertad de expresión. Twitter ha eliminado contenido y hasta eliminado cuentas desde hace años. No es nada nuevo. Es normal, y además ¡es necesario!. ¿Les parece bien que si un gobierno hace una demanda formal a Twitter para que se retire contenido publicado por una persona a páginas de pornografía infantil, estas no se eliminen? La libertad de expresión no solo es un derecho, es una responsabilidad y Twitter como plataforma tiene que mantener esos principios, tanto ofreciendo el servicio sin costo a cualquier persona que desee usarla para expresarse como también ejerciendo control hacia aquellos que intentan aprovecharse para cometer delitos.

Históricamente Twitter ha velado por la seguridad y la privacidad de quienes usan su servicio. Cuando un gobierno en particular ha intentado obtener datos de personas que publican información "incómoda" para el régimen de turno, ha sido Twitter el primero en avisar a dichos usuarios para que obtengan ayuda legal. Eso no cambiará.

Lo único que cambiará es la forma en la cual Twitter ejerce ese control. El ejemplo que han usado en el anuncio de esta nueva medida es perfecto: la apología al nazismo es un delito en Alemania, Francia o España, y si alguno de estos países pide que se censure contenido de ese tipo es posible que en los países antes mencionados no se vea, pero en otros sí. Mientras que antes, se hacía en absolutamente todos los países.

Honestamente, como sociedad tenemos que entender que las leyes deben de cumplirse tanto en el MundoReal como en internet y plataformas tan grandes como Twitter también deben ejercer el cumplimiento de esas leyes. En caso que no estemos de acuerdo siempre podemos ejercer nuestro derecho al voto para cambiar esas leyes o usar otro servicio que no las cumpla.

Por último Twitter busca hacer todo esto de la forma más transparente posible y junto a Chilling Effects ha creado una sección donde detallará cada caso en que un gobierno pida que se censure un contenido particular. De tal forma que nosotros sepamos exactamente quien y por qué pide que un contenido no se muestre.

Esto último es algo que también lo hace Google, cuando llega una demanda para que se elimine un resultado en la búsqueda se enlaza a Chilling Effects.

Entonces tranquilos, nadie los está censurando y el poder de publicar en esta plataforma no está en peligro.