Los cuadricópteros están de moda. Los hemos visto hacer de todo, desde maniobras en el aire que quitan el hipo hasta construir estructuras. Pero todavía queda mucho por innovar en ese campo y la gente del laboratorio GRASP de la Universidad de Pensilvania lo acaba de volver a demostrar con el vídeo de arriba protagonizado por un “enjambre de nano cuadricópteros”.

¿Qué tienen de especial? Individualmente por ejemplo son capaces a iniciar el vuelo aunque se les suelte boca abajo y en conjunto, o lo verdaderamente asombroso, pueden volar en formaciones de hasta 16 artefactos perfectamente coordinadas y ágiles como se muestras en el vídeo a partir del minuto 0:45.

Simplemente impresionante, sobre todo si nos paramos a pensar en la cantidad de posibles aplicaciones. Por ejemplo un “ejército” de cuadricópteros como estos controlados remotamente serían la solución ideal para rastrear zonas devastadas por alguna catástrofe en busca de supervivientes.