Stefani Bardin es una artista que se dedica a explorar el rol de la tecnología en los sistemas y procesos alimenticios. Su más reciente trabajo titulado "Viaje Fantástico" es parte de una una extenso trabajo relacionado con la comida que lleva por nombre: "Farmacología del sabor".

¿Recuerdan "Innerspace"? Espero que sí. El "Viaje Fantástico" de Bardin utiliza un dispositivo comercial llamado "M2A™", una píldora con cámara integrada capaz de grabar imágenes durante 8 horas y que documenta el recorrido gastro-intestintal desde que se introduce a la boca y hasta que llega al intestino. Además utilizó una "Smartpill", la cual contiene sensores que permiten recolectar información del nivel de PH, temperatura y presión del cuerpo.

Este alucinante vídeo que captura el proceso digestivo que sucede con dos tipos de comida, la procesada y la integral. El alimento procesado constaba de ositos de dulce de goma, Gatorade azul y sopa de pollo con fideos estilo ramen.

El segundo alimento incluía Gatorade "casero" (hibiscus), sopa casera de pollo con fideos hechos a mano y dulces de ositos de cereza.

El resultado del primer alimento son imágenes un poco aterradoras. El color radioactivo en el intestino de la imagen de la izquierda proviene de la sustancia que utiliza el Gatorade para obtener su color, el cual es creada en base a petroquímicos, es decir, esta hecha con petróleo. Según la documentación de Bardin, esta información no es pública ya que los colorantes al ser propiedad intelectual, su publicación puede causar un daño económico a las compañías al revelar sus secretos industriales. Olvídense de que sí le hace daño a su intestino, claro.

Ahora los fideos. Los utilizados en el alimento de la derecha fueron cocinados con ingredientes básicos del mercado, los de la izquierda -- con 15 ingredientes más incluyendo un anti-oxidante relacionado con el butano, es decir, el gas que se utiliza para los encendedores. Después de dos horas y media, los fideos de la derecha fueron procesados por el intestino, los otros aún tenían forma y podían reconocerse, la razón: los fideos estilo ramen están diseñados para resistir el fin del mundo o armagedón.

Los fídeos de Stefani Bardin tienen otro objetivo:

Nuestros fídeos estan hechos para comerse.

Bardin espera que con este tipo de información visual, la gente pueda tomar decisiones más informadas acerca de los alimentos que consumimos para comer. El proyecto fue desarrollo en el prolífero centro de arte y tecnología, Eyebeam NYC en colaboración con el gastrointerólogo, Braden Kuo de Hardvard.