¡No te pierdas nuestro contenido!

"Quien con monstruos lucha cuide de convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti"
-- Friedrich Nietzsche en Más allá del bien y del mal

A decir por las imágenes, Puella Magi Madoka Magica (2011) es un Anime como los hay miles, de vida diaria, de chicas mágicas (mahou shoujo) acompañadas por animales sobrenaturales, de mucho color rosa, romance con humor y vestidos infantiles inspirados en la Europa del siglo XIX: vamos, una serie más como Sailor Moon. Pero no, nada más lejos de la verdad. Puella Magi Madoka Magica es un antes y un después, si me permiten decirlo, en la historia del Anime.

Puella Magi Madoka Magica (2011) es una obra difícil de describir. Sus temas son profundos, realmente serios. Por momentos es oscura, desesperanzadora, filosófica a la altura de Ghost in the Shell, no sobre robots e Inteligencia Artificial, sino sobre el origen de todo cuanto existe en términos de eso que llamamos tiempo, espacio y ser, que tanto gustaron a Nietzsche y Heidegger (así que sólo no recomendaría Puella Magi Madoka Magica a aquellos en momentos de duda existencia-quebranta-cabezas-para-volverse loco...) Pero tenemos ante nosotros una serie que rompe con los cánones de su género y eso no sucede todos los días.

Estructuralmente, la obra escrita por Gen Urobuchi (Fate/zero) es una espiral ascendente de emociones y giros inesperados. Mientras que el primero de los doce capítulos parece común y corriente, el tercero concluye un grado dramático altísimo que seguirá sin detenerse, donde cada capítulo sirve como catapulta para ver el siguiente. Urobuchi supo hilar en la historia temas de física relativista, termodinámica, complejidad, con referencias a un gran violinista como David Oistrakh, asimismo una mezcla de aspectos profundos de ética del deber ser con un poco de gamificación. Ni más ni menos.

La dirección es impresionante. Impresionante. El director Akiyuki Shinbo imprimió en Puella Magi Madoka Magica una huella artística que homenajeó a grandes de la escuela surrealista y cubista como Dalí y Picasso, y también al arte las obras clásicas del mahou shoujo como Cardcaptor Sakura. La animación del estudio Shaft resultó tan expresiva como experimental, preciosa en combinación, y equilibrada también, apoyada en el diseño de personajes de Ume Aoki y la música de Yuki Kajiura (Tsubasa: Reservoir Chronicle).

En suma, Puella Magi Madoka Magica es una de las obras cumbre que nos trajo el 2011, una que será recordada por mucho tiempo (tres películas se avecinan, una de ellas con una nueva historia, por cierto).

Son bienvenidos sus comentarios y recomendaciones de Anime aquí o en @alanlzd.