Los cuadricópteros del laboratorio GRASP de la Universidad de Pensilvania nos tienen acostumbrados a todo tipo de maniobras y formaciones de vuelo que suelen dejarnos con la boca abierta. Si no hace mucho nos dejaron impresionados con un vídeo en el que podíamos ver a 16 de estos vehículos aéreos no tripulados volar en una perfecta formación, el equipo de la Universidad de Pensilvania ha dado un paso más y ha mostrado, durante una conferencia para TED, un vídeo en el que los cuadricópteros ejecutan un vuelo programado en el que son capaces de interpretar, usando instrumentos musicales, el tema de James Bond que compuso Monty Norman en 1962.

Estos pequeños robots voladores interpretan este clásico de la bandas sonoras usando un teclado, unas maracas, una batería, unos platillos y una guitarra muy especial construida con el armazón de un sofá sobre el que vuelan los cuadricópteros haciendo pasar una varilla a modo de púa.

Cada uno de los robots vuela de manera autónoma gracias al "plan de vuelo" que tienen programado y, por tanto, ninguno de ellos es controlado a distancia por un humano; un detalle que hace que la experiencia sea mucho más espectacular y, desde luego, sitúe al Laboratorio General de Robótica, Automática, Sensores y Percepción (GRASP) de la Universidad de Pensilvania como referente en la investigación sobre vehículos autónomos.

¿Y cómo se guían estos robots? La habitación en la que se desarrolla esta experiencia está equipada con sensores y cámaras de infrarrojos que emiten señales de referencia que son captadas por los cuadricópteros y les permiten calcular la posición exacta de las cámaras. Durante la programación de los robots, los miembros del laboratorio designan a cada unidad una serie de puntos que deben alcanzar en un momento determinado y, en este caso, las posiciones se traducen en las notas de un teclado o el rasgueo de una guitarra.

Impresionante.