De entre las pocas cosas que soy fan se encuentra sin ninguna duda la comunidad de fotógrafos aficionados a tirar instantáneas de objetos celestes, y lo soy por una razón obvia: día sí y día también nos regalan imágenes tan impresionantes como la que acompaña a este post la cual descubrí vía Bad Astronomy.

Esta en particular fue tomada en el verano de 2011 por Bret Webster, quien cuenta que había salido a tirar unas imágenes nocturnas del cielo en el Parque Nacional Canyonlands y cuando se encontraba conduciendo dirección al Parque Nacional Dead Horse Point, situado cerca del primero y ambos enclavados en Utah, EE.UU, se dio cuenta de que la Vía Láctea estaba perfectamente alineada con una tormenta eléctrica. Acto seguido paró el coche, se bajó, montó su equipo y capturó el impresionante cuadro natural.

La fotografía está hecha con una Canon EOS 5D Mark II y como decía en ella vemos la Vía Láctea sobre una tormenta eléctrica. Concretamente la parte central de la Vía Láctea, la que tiene mayor densidad de estrellas, está situada justo encima de la parte superior del yunque de los cumulonimbos, por lo que parece que la galaxia nace de su interior. Por otro lado el punto brillante que se encuentra en el centro de la parte superior izquierda es la estrella Altair situada en la constelación de Aquila y justo encima y a la izquierda de la nube aparece parte de la constelación de Sagitario.

Lo mejor de todo es que esta solamente es una de las muchas imágenes nocturnas que Webster ha hecho del cielo en la parte de la meseta del Colorado que se encuentra en Utah. Recomiendo enérgicamente visitar su galería “Galactic Desert” donde hay verdaderas joyas.