¡No te pierdas nuestro contenido!

La empresa japonesa de seguridad Hitachi Kokusai Electric ha presentado un nuevo sistema de cámaras de video para vigilancia que a partir de una fotografía o video de una cara puede obtener resultados inmediatos entre una base de datos de 36 millones de rostros almacenados previamente.

El sistema puede almacenar rostros que ocupen al menos 40 píxeles para cada lado, incluso puede reconocer rasgos faciales cuando estén torcidos hasta 30 grados en alguna dirección. El sistema toma la información del rostro y realiza una búsqueda que en un segundo se traduce en resultados exactos que aparecen en miniaturas asi sean de fotos anteriores o fragmentos de videos, permitiendo rápidamente reproducir el momento en que fue tomado. De acuerdo a lo declarado por Hitachi el sistema tiene una etapa de reconocimiento y otro de agrupación de rostros por similitudes, esto ayudaría a la velocidad y eficacia del sistema.

En la práctica, usado como seguridad este sistema permitirá rápidamente encontrar actividad previa de una persona dentro de un circuito protegido por cámaras de video. Por ejemplo, en un comercio al público gracias a la velocidad de procesamiento cada rostro que entra por la puerta podrá ser relacionado con el historial de una persona en la tienda, permitiendo fácilmente reconocer antecedentes delictivos si estos han sido capturados en alguna oportunidad.

Creemos que el producto sirve para clientes que tengan un sistema de vigilancia de gran escala, como empresas de transporte, eléctricas, organismos de seguridad o grandes tiendas.

También podría utilizarse para generar valor en la atención como podría ser una tienda que reconocezca a un cliente cuando ingresa y le preparara parte de la experiencia de compra de la manera que más le gusta. Esperan que esta tecnología esté lista para comercializar el próximo año.