¡No te pierdas nuestro contenido!


¿Cuánto puede costar una canción inédita de Michael Jackson a dúo con Freddie Mercury? Posiblemente esta canción, junto a otras tantas que la compañía espera lanzar en el tiempo, podrían traducirse en millones de "pérdidas" si acaban siendo lanzadas antes en la red. Y es que Sony, tras su 2011 más negro que se recuerde, con innumerables ataques de seguridad a sus servicios, ha revelado que durante los ataques del año pasado los hackers se hicieron con más de 50.000 archivos de Sony Music, la mayor parte de ellos de la leyenda del pop tras el acuerdo millonario del 2010.

La noticia se ha filtrado una vez que se ha puesto en marcha el juicio contra dos jóvenes, James Marks (de 26 años) y James McCormick (de 25 años), acusados de violar la seguridad de la compañía y hacerse con el "botín", unos 50.000 temas digitales. Ambos han sido absueltos este fin de semana al negar los cargos y ser puestos en libertad bajo fianza.

En el 2010 Sony se hizo con el patrimonio musical de Michael Jackson (nueve meses después de su muerte), el considerado hasta ahora como el acuerdo comercial más grande la historia, por un valor de 250 millones de dólares. Un negocio que le daría a la compañía a partir de entonces el derecho a vender el catálogo completo del artista así como el conjunto de temas inéditos. El acuerdo incluía también la explotación de todos los derechos de la música de Jackson en películas, videojuegos o anuncios de televisión.

Hoy se sabe que entre esos temas inéditos existe al menos una nueva colaboración a dúo con Freddie Mercury y otra con el rapero de Black Eyes Peas. Will.I.AM. Otro conjunto de temas inéditos formarían parte de las sesiones de estudio cuando se grababan Off The Wall, Thriller y Bad. También se sabe que el incidente tuvo lugar hace menos de un año, en abril, cuando se produjeron la serie de ataques a la PSN donde se robaron alrededor de 77 millones de datos de los usuarios.

Aunque Sony no ha querido aclarar la cantidad, según varios medios que se han puesto en contacto con fuentes internas a la compañía se trataría de todo el material que compró la compañía. Material del que podemos hacernos una idea de su valor en el mercado y del que muy probablemente esperaban sacar poco a poco. Ese material no ha salido aún de forma ilegal, pero aún peor y como muchos apuntan, la compañía vuelve a quedar en muy mal lugar, en este caso frente a los propios artistas, quienes se preguntaran si es seguro confiar en Sony.