¡No te pierdas nuestro contenido!


Hyman Strachman, más conocido como Big Hy, es un veterano de la Segunda Guerra Mundial de 92 años. También es lo que la industria del entrenemiento llama pirata, una persona que copia películas sin fines de lucro para compartirlas con los demás, en este caso con soldados que se encuentran en Iraq y Afganistán.

Strachman ha enviado más de 4,000 copias de películas a soldados estadounidenses, quienes aseguran que gracias a él vieron Transformers antes de que fuera estrenada oficialmente.

New York Times publicó un maravilloso reportaje acerca de Big Hy, quien comenzó a enviar a películas a soldados cuando en el 2003 descubrió un sitio que publicaba las peticiones de soldados, y en donde las películas eran uno de los productos con más demanda. El hijo de Big Hy, asegura que a partir de este momento su padre recuperó su “alegría” para vivir".

Las películas que copia Big Hy no son copias de los productos oficiales. Tampoco descarga torrents. Al principio compraba los DVDs con un dealer en Penn Station en Nueva York, pero más tarde encontró quién le vendiera versiones cam en su peluquería local.

Big Hy, tienen su propia torre de copiado para reproducir el material y dedica 60 horas a las semana en esta actividad.

La retórica extrema (y sin sentido) de protección extrema de propiedad intelectual se ve ahora atrapada entre la cultura de la copia y valores que de hecho Hollywood comparte, como lo es el patriotismo. Y uno de los objetivos del patriotismo, en teoría, es generar solidaridad en torno a la idea de una patria, algo que algunos desgraciadamente creen que se tiene que defender por medio de inútiles guerras y peor, se abusa como pretexto para matar y destruir. Pero esa es otra historia.

A mi, claro, me tiene sin cuidado juzgar a este hombre, es más, celebro sus acciones. Pero todos aquellos que creen erróneamente que copiar es necesariamente robar : ¿Cómo juzgarán las acciones de Big Hy?

Un representante de la MPAA declaró para NYT que están “agradecidos de que el entretenimiento que producimos pueda llevar felicidad a todos ellos mientras están lejos de casa”. Muy bien. Espero que sepan que no están perdiendo nada.

El entretenimiento de corte hollywoodense es sin duda parte de la cultura norteamericana. Un veterano de 92 años que la aprecia y sabe que “los soldados ven películas mientras limpian sus armas”, simplemente copia su cultura para demostrar su solidaridad.

No se pierdan en NYT la historia completa de este destello de humanidad, en medio de la tragedia y el desastre.

Sharing is Caring. Qué alguien lo niegue.

Vía NYT