Hace unos días publicábamos la lista de grandes compañías que apoyaban el nuevo proyecto de ley en Estados Unidos CISPA. Muchas caras famosas entre las que se encontraba Facebook, uno de los gigantes que luchó por el fin de SOPA o PIPA. Extrañaba ver a la compañía de Zuckerberg al igual que otras como Microsoft, Oracle e Intel. La respuesta a su apoyo ha llegado a través de una carta a The Registrer. Según Facebook: "CISPA no nos impondría nuevas obligaciones a la hora de compartir los datos de los usuarios". Un punto de vista muy diferente al escuchado por gran parte de la comunidad en la red.

El proyecto CISPA está siendo considerado en estos momentos por el Congreso de Estados Unidos. Un mecanismo que se ampara en el término "ciber seguridad" por el que los servicios de seguridad de Estados Unidos pueden compartir la información privada de los usuarios con otras empresas privadas y servicios públicos.

Con CISPA aprobada los proveedores de Internet y el resto de empresas que operan en la red deben acceder de manera "voluntaria" a los datos de cada usuario para luego informar a los organismos gubernamentales o compañías asociadas que lo soliciten. Un escrito que debido a su vaguedad ofrece demasiadas dudas sobre el paradero final de los datos privados de los usuarios.

Aún peor, esa vaguedad en su lenguaje podría dar plenos poderes para permitir o exigir a las empresas y aplicarla sobre los derechos de autor.

Se supone que con CISPA el intercambio de información es voluntario pero como muchos indican, detrás existirá el esfuerzo del gobierno porque las peticiones se cumplan, bien con accesos lucrativos a contratos federales para alentar a las empresas, bien ejerciendo presión sobre las que no participan.

Un proyecto tremendamente peligroso que se debatirá este mes de abril en la Cámara de Representantes de Estados Unidos y a la que Facebook a querido dar su punto de vista tras las primeras críticas por su apoyo a la regulación. Les dejo con las palabras de la red social:

CISPA no nos impondría nuevas obligaciones a la hora de compartir los datos de los usuarios, sí compartiremos datos acerca de las amenazas informáticas específicas, seremos capaces de continuar protegiendo a nuestros usuarios la información privada, tal como lo hacemos hoy.

Somos conscientes de que los grupos de libertades civiles han expresado su preocupación por el proyecto de ley. La preocupación es que las empresas compartan información personal confidencial con el gobierno en nombre de la protección de la seguridad cibernética. Facebook no tiene ninguna intención de hacer esto y en todo caso no guarda relación con las cosas que nos han gustado de CISPA en primer lugar.