En silencio y con el mayor de los secretismos el FBI ha creado DCAC (Domestic Communications Assistance Center), una unidad de vigilancia encargada de desarrollar nuevas maneras de interceptación online donde se incluyen las redes inalámbricas o las comunicaciones VOiP como Skype. Una unidad que según recoge Cnet, se muestra hermética a la difusión pública de lo que hace.

Según las fuentes del sitio, DCAC está diseñada para cubrir una amplia gama de vigilancia y cuestiones relacionadas con la seguridad en Internet. Interceptación de mensajes en Skype, construcción de dispositivos de escuchas online o un servicio de vigilancia de ayuda para autoridades locales, estatales y federales.

No sólo eso, el equipo también sería responsable de analizar los datos de cualquier proveedor o red social si así lo requiriera una orden judicial o investigación en curso. Un esfuerzo que según los datos obtenidos a través del Departamento de Justicia, sería de reciente creación.

Y es que el FBI ha presionado desde hace mucho tiempo para tener un enfoque más integral de todo lo que concierne a la vigilancia en la red, ya que opinan que cada vez resulta más difícil interceptar las comunicaciones cifradas.

Los documentos internos muestran que DCAC llevaba en construcción desde el año 2008 manteniéndose desde entonces en secreto, sin web ni anuncio formal, tan sólo aparecía mencionada en las solicitudes del presupuesto público.

La propia Electronic Frontiers Foundation ya ha mostrado su preocupación por esta unidad y su hermetismo:

Debemos saber más sobre el programa y lo que el FBI está haciendo, las compañías que están trabajando con ellos o en su caso, las compañías que están teniendo problemas con ellos. Están haciendo todo lo posible para evitar ser transparentes.

Un nuevo esfuerzo sobre seguridad en la red que apoyado en la vigilancia de casos individuales de investigaciones en curso podría darle a la agencia vía libre para el espionaje de las comunicaciones en la red.