Aunque aún en proceso de investigación, un artículo del Accounts of Chemical Research aporta una descripción del desarrollo actual de la primera hoja artificial práctica. Una "decodificación" de la naturaleza de la hoja en una artificial, un hito en la energía sostenible capaz de imitar el proceso de la fotosíntesis.

Las implicaciones podrían ser enorme si tenemos en cuenta que las plantas naturales convierten el agua y la energía solar en energía. Según el artículo, la diferencia con anteriores acercamientos al proceso se saldaban con materiales demasiados costosos. El nuevo dispositivo estaría fabricado con materiales de bajo coste tanto en ingeniería como en procesos de fabricación.

Lo cuenta Daniel G. Nocera señalando que la hoja artificial es una idea que partió de la visión de un famoso químico italiano en 1921. El hombre predijo que los científicos descubrirían algún día el "secreto mejor guardado de las plantas".

Según Nocera, el más importante es el proceso que divide el agua en hidrógeno y oxígeno. Todos los proyectos de hoja artificial tienen un colector solar emparedado entre dos películas que generan oxígeno y gas hidrógeno. El agua sobre la luz solar libera hidrógeno que puede ser utilizado en pilas de combustible para llevar electricidad en lugares remotos y enclaves en desarrollo. Aún así, los diseños anteriores se basaban en metales como el platino con un proceso de fabricación demasiado costoso.

El resultado de los últimos avances muestra unos dispositivos prácticos disponibles para su proceso de fabricación. Nocera habla de la sustitución del catalizador de platino que produce gas hidrógeno por uno menos costoso compuesto de níquel, zinc y molibdeno. Luego, en la otra cara de la hoja, una película de cobalto que genera gas oxígeno.

La razón que esgrime es que todos estos compuestos o materiales son abundantes en la Tierra a diferencia del platino y resto de metales y materiales semiconductores que se han utilizado en el pasado:

Teniendo en cuenta los millones de personas que cada día demandan un mayor aumento de energía, el objetivo de la investigación es la entrega de energía solar a los más necesitados a través de los descubrimientos, como esta hoja artificial. Este método proporcionará a la sociedad global el camino más directo hacia la energía sostenible del futuro.

Una investigación revolucionaria que aún podría tardar unos años en llegar. Una hoja artificial práctica y de bajo coste que está siendo apoyada por la National Science Foundation y la Chesonis Family Foundation.