Venía a decir el FBI hace unos días que los 66,6 millones de usuarios podían ir olvidándose de los datos confiscados en Megaupload. El argumento era que no se harían cargo del "costoso" proceso de vuelta además de afirmar que están en su derecho a dejar en el olvido la información. Bien, desde hace unas horas a la Electronic Frontier Foundation se le ha sumado de forma gratuita el ex-juez federal de Nueva York Abraham David Sofaer. El hombre quiere que los datos vuelvan a sus dueños afirmando que la situación "es indignante, no harían lo mismo si fuera un banco".

La entrada de Sofaer al "mega-juicio" comenzaría día atrás. El hombre se disponía a dar una ponencia en la Nacional Academy of Sciences para hablar de los ataques en la red cuando supo del caso y la contestación de los federales estos días.

El gobierno venía a decir que se había apoderado de los archivos de 66,6 millones de usuarios como parte del enjuiciamiento y que se negaba a formar parte de la vuelta de esos archivos a sus propietarios.

Según Sofaer:

Francamente, es realmente indignante. Pienso que el gobierno no ha aprendido a ser discreto en su conducta en el mundo digital. Esto es un ejemplo perfecto de cómo fallar a la hora de aplicar las normas tradicionales en el nuevo contexto.

Y es que Sofaer, quién llegó a ser asesor legal del Departamento de Estado, ha decidido unirse de manera gratuita a la lucha de Electronic Frontier Foundation para instar a un tribunal federal a que establezca un sistema que permita la vuelta de los contenidos a los usuarios de Megaupload.

Para Sofaer:

El gobierno está tomando un camino muy peligroso. Da la sensación de que aún no han alcanzado a la era digital. Estoy seguro de que con un banco no actuarían así, ayudarían a los clientes a recuperar sus depósitos. Pero si pensamos en este nuevo mundo… podemos ver claramente que el gobierno está actuando de manera indiscriminada.

Mientras, la EFF le da la bienvenida a un hombre que podrá aportar su experiencia en un caso al que le queda mucho por recorrer. Según la organización:

Es un placer trabajar con Sofaer. Él sabe lo importante que es este caso y su experiencia y perspectiva nos ayudará a largo plazo. Debemos hacer que la corte no permita que el gobierno controle estas acciones. No podemos permitir un mundo donde los derechos de propiedad sean desfavorables para la innovación.

Con todo, el propio Sofaer acaba dando las claves del actual sistema judicial y el poder del gobierno:

Ellos están dispuestos a construir este tipo de casos, a que se muestren tan poco preocupados como sea posible por las consecuencias. Cuando yo era fiscal, probablemente hubiera actuado de la misma manera.