¡No te pierdas nuestro contenido!

Dentro de la primera keynote del Google I/O 2012, además de asistir a la presentación en sociedad de la nueva versión de Android, Android 4.1 Jelly Bean, los chicos de Google también han presentado algunos aspectos relacionados con los servicios ofrecidos a través de Google Play y los contenidos que allí se ofrecen. La verdad es que Google Play goza de una muy buena salud (600.000 aplicaciones, 20 mil millones de descargas y la posibilidad de adquirir música, películas o libros) y podemos encontrar gran cantidad de contenidos que podremos disfrutar desde nuestros dispositivos Android y, precisamente, con la idea de mejorar (hasta un nivel extremo) la experiencia del usuario, Google ha presentado algo que ya sabíamos que íbamos a ver en esta presentación: Nexus 7, una tableta, y Nexus Q, un dispositivo para acceder a contenidos vía streaming.

Nexus 7 es una tableta de 7 pulgadas, fabricada por Asus para Google, que se ha diseñado específicamente para consumir los contenidos disponibles en Google Play (en este sentido puede recordar un poco al Kindle Fire de Amazon). Como ya se había filtrado, esta tableta se ha diseñado para funcionar con Android 4.1 Jelly Bean y a pesar de su apariencia y ser un dispositivo ligero y delgado, encierra en su interior un procesador Tegra 3 de cuatro núcleos y una GPU de 12 núcleos, es decir, 16 cores de potencia.

Además, Nexus 7 posee una pantalla de 7 pulgadas con una resolución de 1280 x 800 HD, una cámara frontal (ideal para realizar videollamadas), conectividad Wi-Fi, Bluetooth y NFC, acelerómetro y giróscopio y, lo más interesante, una batería capaz de permanecer unas 300 horas en espera o 9 horas de reproducción de vídeo en alta definición, todo ello encerrado en un dispositivo que solamente pesa 340 gramos y cuesta 199 dólares.

La Nexus 7 es una tableta orientada a visualizar series de TV, películas o libros disponibles en Google Play y teniendo en cuenta esta orientación, Google ha incluido un potente motor de recomendaciones que sirvan para conocer, y por tanto consumir, nuevos contenidos disponibles en Google Play (y así incentivar este mercado que ha visto aumentado los partners con la entrada de grandes players como Paramount Pictures, la NBC o Sony). Además, como no siempre vamos a disponer de una conexión Wi-Fi cerca (no se ha comentado nada de nada sobre conexiones móviles), la tableta permitirá a los usuarios descargar los contenidos para la visualización offline.

Nexus 7 también permitirá ejecutar aplicaciones made in Google y, por ejemplo, podremos visualizar vídeos a través de la aplicación de YouTube o trabajar con nuestro correo a través de la aplicación de Gmail. Google Chrome ocupará un lugar especial en esta tableta puesto que será el navegador por defecto y Google Maps, bajo mi punto de vista, será uno de las aplicaciones clave en esta tableta porque nos ofrecerá información contextual relativa a nuestra ubicación, las recomendaciones de Zagat, la posibilidad de "pasear virtualmente" por el interior de los establecimientos y, lo más interesante, descargar los mapas para visualizarlos offline. Otro de los servicios de Google que también se verán muy potenciados en Nexus 7 es Google Currents, es decir, la revista digital de Google en la que se integra Google Translate para traducir los contenidos que luce francamente bien en esta tableta.

Con Nexus Q, Google ha desembarcado en el mundo de los centros de entretenimiento multimedia dispuesto a que consumamos contenidos desde la nube para visualizarlos en nuestro salón e interactuar con nuestros amigos. Este dispositivo con forma esférica (un diámetro de 11,6 centímetros) lleva un procesador Texas Instruments OMAP4460 (igual que el Galaxy Nexus), 1 GB de RAM, una capacidad de almacenamiento de 16 GB (para grabar contenidos multimedia), una salida micro-HDMI, una salida óptica, un amplificador clase D de 2 x 25 W, conectividad Wi-Fi 802.11a/b/g/n, Bluethooth y NFC.

El dispositivo se integra con Google Play y nos permitirá acceder a sus contenidos así como almacenarlos y, la verdad, parece dispuesto a colarse en nuestros salones aunque el precio, precisamente, no es muy asequible puesto que se comercializará a un precio de 299 dólares en Estados Unidos (a partir del próximo mes de julio).

Galería­ de imágenes