Lo que vemos en las imágenes es la increíble transformación del mítico Commodore 64 en un instrumento musical, en este caso un bajo con la inclusión de todos los sonidos que traía el chip SID 6581.

Un trabajo que ha sido mostrado por su creadora, Jeri Ellsworth, en la Maker Faire de este año, una feria donde los participantes muestran toda su inventiva y creatividad con trabajos inspiradores.

Ellsworth ya era conocida por la creación de C64 en un emulador sin joystick en el 2004, el llamado Commodore 30-in-1 Direct to TV, donde el equipo mostraba 30 videojuegos clásicos de la década de los 80.

Para la construcción de este sueño geek de muchos, Ellsworth tomó el cuerpo del famoso C64 empalmándolo al cuello del bajo. En el vídeo podemos ver cómo construyó y diseñó los circuitos, cómo el dispositivo utiliza pastillas que capturan las vibraciones de las cuerdas antes de ser enviadas al SID del C64.

De esta manera, el chip de sonido que se utilizaba en ordenadores como el Commodore 64 o el CBM-II puede controlar el sonido del bajo.

El resultado, uno de los ordenadores más vendidos de todos los tiempos, el mítico Commodore 64 junto a sus sonidos inconfundibles, convertido en instrumento musical.