Así lo ha reconocido el jefe de la compañía Gabe Newell, quién no ha dudado en afirmar que en los próximos meses Valve se esforzará en apoyar Linux en detrimento de Windows 8, un sistema operativo que a juicio de Newell es una "catástrofe".

Newell

Las incendiarias declaraciones del director general de la empresa desarrolladora de videojuegos se han producido en el marco del evento Casual Connect en Seattle. Unas declaraciones que vienen a confirmar el esfuerzo de la compañía por apoyar a Linux con el lanzamiento de varios títulos. Su apuesta tendría un claro damnificado, y es que Windows 8 y su arquitectura son para el hombre un retroceso en el sector:

Pensamos que Windows 8 es una catástrofe para el mundo PC. La gente no se da cuenta de que lo importante que resultan los juegos en el comportamiento de los consumidores.

Desde Valve queremos que los 2.500 juegos de Steam puedan llegar a funcionar en Linux de la forma más sencilla posible. Es una estrategia que llevaremos a acabo ya que creemos que Windows 8 se convertirá en una catástrofe para todo el mundo del PC, perderemos algunos de los fabricantes más destacados, los cuales dejarán el mercado por culpa de unos pocos. Creemos que los márgenes serán destruidos por un grupo reducido de personas.

Por contra, su apuesta por Linux es clara. Para Newell lo único que le faltaba al sistema operativo por despegar era la falta de juegos. Por eso se están preparando en llevar a Linux Left 4 Dead 2 junto a varios títulos de Steam:

Si mis predicciones acerca de Windows 8 se hacen realidad, será bueno tener alternativas como Linux para protegernos contra esta eventualidad.

Quizá la visión tan negativa de Newell hacia Windows 8 tenga que ver con la construcción de Windows Store, una tienda que integrará Xbox Live y que podría hacer de la store y el sistema operativo una plataforma realmente atractiva para jugadores y desarrolladores.

En cualquier caso Newell defiende el carácter abierto de su plataforma en detrimento de Windows Store, "totalmente cerrada y controlada" a su sistema operativo:

Nuestro éxito en Valve radica en la naturaleza abierta de los PC hasta ahora en el sector, no existiríamos si el PC no hubiera tenido apertura. Actualmente existe una gran tentación por cerrar las plataformas debido a que los desarrolladores de cada una de ellas creen que puedan lograr más limitando a los competidores el acceso. No se trata de videojuegos, se trata de pensar en los bienes y servicios en un mundo digital.

Newell finaliza sus declaraciones apuntando su visión sobre el futuro del sector. A su juicio, un futuro marcado por el control por movimiento y la tecnología que podemos llevar encima:

En el futuro llevaremos muñequeras y realizaremos las acciones con nuestras manos de manera muy expresiva.

Es muy probable que estas últimas declaraciones tengan que ver con la tecnología que Valve está preparando. Un equipo que rivalizaría con sistemas como el de Google y su Project Glass y del que hasta ahora no han querido revelar datos.