¡No te pierdas nuestro contenido!

La razón, más de la mitad de los archivos musicales que no son remunerados no llegan de las P2P ni de los cyberlockers, llegan del intercambio offline, fuera de la red, en el mundo real. No lo decimos nosotros, lo dice la propia RIAA, la que lucha por cambiar los comportamientos en la red, por combatir el principal "problema" de la industria musical en la actualidad con infames proyectos de ley. Todo gracias a un documento filtrado de la sociedad que nunca mostró en público.

Desde Torrent Freak muestran esta presentación que tira por tierra el mensaje que han tratado de llevar. Un estudio que refleja que el intercambio de archivos no es la mayor fuente de adquisición de música de manera ilegal en Estados Unidos. Una revelación que nos viene a decir que el 65% de todos los archivos digitales de música no son remunerados a los artistas, la mayoría obtenidos a través del mercado fuera de la red.

Para que nos hagamos una idea, la lucha que mantiene actualmente Megaupload y su fundador, abanderado por RIAA y demás sociedades como el gran mal de la industria durante los últimos años, es insignificante en la realidad. Los cyberlockers como Megaupload son una fuente marginal de la música "pirateada".

La obtención del documento hace referencia al mes de abril, momento en el que los empleados de la RIAA informaron sobre el esquema que estaba en marcha, 6-strikes o llamadas con cortes y multas para los infractores. En el mismo se presentaba un informe con gráficos donde se revelaba de donde obtenían las personas sus archivos de música.

Se trataba de un estudio presentado por la RIAA que nunca vio la luz pública, al menos en su forma real. RIAA suprimió el gráfico donde podemos observar la totalidad de los comportamientos en cuanto a adquisición de archivos, dejando tan sólo aquella que mostraba el intercambio de archivos P2P en un contexto amplio y claramente perjudicial.

¿Por qué? Básicamente y si atendemos al gráfico, el debate sobre la piratería online pierde toda su fuerza ya que representa un pequeño "mal" en comparación al comercio que existe offline.

Según el mismo, dos terceras partes de toda la música adquirida en Estados Unidos no es remunerada, sin embargo, el comercio offline es una fuente mucho más grande de música "sin pagar" que la piratería en la red. Tan sólo un 30% proviene de las P2P o los cyberlockers.

En un contexto más amplio, si sumamos toda la música adquirida, tanto la pagada como la que no, la cifra se reduce a un 15% proveniente de las P2P y un 4% de los cyberlockers. En cambio, el "comercio" a través de los discos duros tiene un 19% y el ripeo o la grabación de discos físicos un 27% respectivamente.

Si sumamos P2P y cyberlockers podemos concluir que más del 70% de toda la música sin pagar proviene del comercio fuera de la red. Si a esto le añadimos que el informe viene marcado por la RIAA como "confidencial", parece bastante claro que estos datos no debían salir a luz para continuar con su cruzada contra la "piratería" en la red.

Unos datos que nos vienen a decir que si mañana se acabara con todas las formas de "piratería" online, si no existieran las P2P, el BitTorrent ni los cyberlockers, si The Pirate Bay fuera cosa del pasado y Kim Dotcom y su plataforma un recuerdo... más de la mitad de las adquisiciones de música serían "no remuneradas", dicho de otra forma, en este contexto, más de la mitad de los ingresos de los artistas seguirían sin llegar. Aún así y como veíamos ayer, ya hay todo un plan de acción para los próximos años, un esfuerzo que intentará que la red se modifique en favor de la presión de unos pocos.