Este jueves se inauguró The Shard; la capital inglesa desplegó un fascinante espectáculo de luz y sonido alrededor de este edificio de 310 metros de altura. La “esquirla” divide a los londinenses pero nadie puede negar lo imponente de su presencia en el skyline de la ciudad.

El espectáculo láser contó con la presencia del primer ministro de Qatar, Hamad Bin Jassim Bin Jaber Al Tami, y del príncipe Andrés. La presencia qatarí era obligada ya que ese país ha financiado la construcción de The Shard. La música corrió a cargo de la Filarmónica de Londres.

El arquitecto italiano Renzo Piano, padre de este imponente rascacielos, sabe que los nuevos edificios suelen tener dificultades para ser aceptados, pero está convencido de que la ciudad acabará por aceptar esta obra porque será un espacio "lleno de vida".

Tiempo al tiempo, por ahora son varias las voces que se han alzado contra “la esquirla” debido a su impacto negativo en las vistas de la ciudad; entre ellas las de la Unesco, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura opina que semejante obra arquitectónica daña las vistas de la Torre de Londres, monumento que en 1988 fue declarado Patrimonio de la Humanidad.

A pesar de esa controversia no cabe duda de que el edificio será una de las mayores atracciones de la ciudad. The Shard tendrá una terraza panorámica que podrá visitarse a partir de febrero de 2013, el precio por ver Londres desde las alturas es de 25 libras.

La “primera ciudad vertical de Europa” es propiedad de Qatar y del grupo inmobiliario Sellar Property Group. The Shard presumía de ser el edificio más alto de Europa pero la obra de Piano ya se ha visto superada en altura por la Torre City Mercury de Moscú de 332 metros.

The Shard en números

  • 310 metros, la altura del rascacielos.
  • 2013, año en el que abrirá sus puertas al público.
  • 95, el número de pisos.
  • 565 millones de euros, el coste de la obra.
  • 18, el número de pisos que tendrá el hotel de cinco estrellas.
  • 12.000, el total de personas que podrá albergar el edificio.
  • 56.000, los metros cuadrados dedicados a oficinas, aún están desocupados.
  • 69, en este piso se encontrará la plataforma panorámica.
  • 10, viviendas exclusivas situadas entre los pisos 53 y 65.
  • 11.000, paneles de cristal que recubren la estructura de acero.
  • 2009, año en el que se empezó la construcción.

Galería­ de imágenes