El año pasado, Ryan Murphy, sorprendió gratamente a los amantes de las series con American Horror Story, una historia de terror, sexo y muerte donde la gran Jessica Lange brillaba con luz propia. Tal fue el éxito e impacto de la serie que la cadena FX se apresuró a renovarla para una segunda temporada, en breve empezarán a emitirse los nuevos capítulos de esta entrega que llevará por título American Horror Story: Asylum. Según declaraciones del propio Murphy todo cambiará este año y no habrá mención alguna a la primera temporada, atrás queda la casa gótica de Los Ángeles, ahora la historia se desarrolla en una institución mental de la costa este de los Estados Unidos durante la década de 1960.

Murphy explica que cada temporada será una historia cerrada de modo que se puedan ver de manera independiente. Este año viviremos entre los muros de un tétrico asilo, un lugar donde los que no son amados ni deseados encuentran refugio, el creador precisa que la temática de este año gira en torno a la cordura y el cómo afrontar los horrores de la vida real, el elemento sobrenatural será algo más leve:

Existen grandes subconjuntos del género del horror. Nuestra única regla en la serie es que no aparezcan ni vampiros ni hombres lobo. Creo que lo sobrenatural siempre será parte de la serie pero esta vez no nos interesa con la misma intensidad, estamos tratando de hacer algo que sea históricamente muy exacto.

Hasta el momento han aparecido tres perturbadores y espeluznantes teasers promocionales. Monjas, pedazos de carne, un pequeño abrigo azul, una bañera con correas... y esa música que pone los pelos de punta.

Todo cambia pero algunos de los actores que nos sorprendieron y asustaron el año pasado repiten: Jessica Lange, Zachary Quinto, Evan Peters, Sarah Paulson y Lily Rabe. Hay que dejar claro que sus roles serán totalmente diferentes, Lange dará vida a una enfermera que trabaja en el asilo; Quinto será uno de los médicos de la citada institución, su personaje estará cuerdo esta vez y será mucho más terrenal y controlado.

A estas caras conocidas hay que sumar nuevos rostros:

  • Mark Consuelos interpretará a Spivey, uno de los pacientes del lugar.

  • Chris Zylka será Daniel, un joven sordomudo al que describen como el chico más guapo del mundo.

  • Clea Duvall, todavía no se sabe que clase de personaje interpretará.

  • Joseph Fiennes dará vida al director de la institución, jefe del personaje de Jessica Lange con la que tendrá una relación bastante especial.

  • Chloe Sevigny será Shelly una ninfómana bastante problemática.

  • Adam Levine, la mitad de "Los Amantes".

  • Jenna Dewan, la amante del personaje de Adam Levine.

  • James Cromwell será el doctor Arden.

  • Lizzie Brochere, dará vida a un personaje que se enfrentará a la enfermera interpretada por Jessica Lange.

A esta larga lista de nombres debemos sumar la participación de Franka Potente, Blake Sheldon y Britne Oldford. La alemana, Franka Potente, aparecerá en un arco argumental de dos episodios poniéndose en la piel de una de las pacientes de la institución. Sheldon dará vida a dos personajes, los gemelos psicóticos Devon y Cooper, que según se comenta pondrán los pelos de punta a más de uno. La joven Britne Oldford interpretará a otra de las pacientes del asilo.

Parece que el lugar estará muy concurrido, aunque he de admitir que lo que más me interesa es volver a ver a los actores de la primera temporada en papeles diametralmente opuestos. El movimiento es ingenioso a la par que arriesgado, todos caímos rendidos ante la Constance Langdon que interpretó Jessica Lange, pero ¿podremos olvidar tan portentoso personaje y conocer a uno nuevo?