Un equipo encabezado por investigadores de Disney Research, UC San Diego, y la Universidad de Zaragoza explican uno de los fenómenos más extraños del que no se tenía explicación. Los arcoríris gemelos, cuya formación pareciera iniciarse desde un mismo tronco común, tienen una explicación al enigma.

Arcoíris gemelos

El arcoíris es un fenómeno óptico y meteorológico que produce la aparición de un espectro de frecuencias de luz continuo en el cielo cuando los rayos del sol atraviesan pequeñas gotas de agua contenidas en la atmósfera terrestre. Su forma es la suma de un arco multicolor con el rojo hacia la parte exterior y el violeta hacia la interior.

Aun así, la explicación a muchas de formaciones sigue siendo hoy objeto de estudio. Obvio, no todos son idénticos, y de entre estas formaciones, los llamados arcoíris gemelos se tenían como particulares sin una explicación lógica.

Según cuenta Wojciech Jarosz, uno de los investigadores del estudio que trabaja en Disney Research:

La gente ha visto el arcoíris desde siempre, incluso arcoíris dobles (dos arcos concéntricos separados) que fascinan a la comunidad científica. En ocasiones, cuando las condiciones son las adecuadas, se pueden observar arcoíris muy exóticos como el gemelo, pero hasta ahora nadie ha sabido por qué se producían.

El equipo de Disney Research estudiaba el comportamiento del fenómeno para su uso en el ocio electrónico y las películas de animación. Lo hicieron a través de simulaciones a partir de las forma física de las gotas de agua, sus interacciones y los tipos de luz expuestos.

Finalmente encontraron la clave. Según Wojciech:

El enigma del arcoíris gemelo es la combinación de diferentes tamaños de las gotas de agua que caen del cielo. Las simulaciones anteriores asumieron que las gotas de lluvia son esféricas. Si bien esto puede explicar de manera sencilla el arcoíris e incluso el arcoíris doble, no puede explicar el gemelo.

Y es que según los científicos, las gotas de lluvia reales se aplanan en su caída por culpa del aire, sobre todo en aquellas gotas grandes:

En ocasiones se combinan dos tipos de lluvia. Cuando ambas están compuestas de gotas de diferentes tamaños, cada conjunto de gotas de lluvia nos da arcoíris ligeramente deformados que se combinan para formar este extraño arcoíris gemelo.

Para verificar la teoría, los investigadores lograron crear un programa de software con el que reproducir las condiciones del fenómeno en simulación, lograron los primeros arcoíris gemelos, idénticos a los reales.