¡No te pierdas nuestro contenido!

Lo que vemos sobre las imágenes es el proyecto en marcha por parte de la firma de arquitectura Gensler. Una construcción que propone la idea de un aeropuerto flotante en la superficie del Támesis, el London Britannia. Londres podría albergar un aeropuerto con aires futuristas en el estuario del río.

London Britannia

El estuario del Támesis es uno de los principales entrantes del mar del Norte en la costa oriental de Gran Bretaña, la zona en la que desemboca el río Támesis. También se trata de la puerta que da acceso a todo el tráfico marino de la zona de Londres y el punto donde se concentra una importante actividad industrial y residencial.

La idea del proyecto es montar en la zona una serie de pistas flotantes, todas atadas al fondo del mar con una vía de acceso principal a través de un tren de alta velocidad que ofrecería enlaces directos entre Londres y Europa.

London Britannia

Una propuesta ambiciosa con un coste estimado de alrededor de 80 mil millones de dólares. Una idea que se ha barajado a lo largo del tiempo en muchos otros lugares aunque nunca ha llegado a cristalizar. Propuestas de aeropuertos y pistas de aterrizaje que no han pasado de la fase de planificación.

El proyecto de Gensler tampoco es el primero en el enclave de Londres. Desde 1940 han existido múltiples propuestas e incluso el año pasado se barajó la posibilidad de una isla artificial cerca de la desembocadura del río Támesis.

London Britannia

Sea como fuere, esta nueva iniciativa es sin duda de las más espectaculares. De convertirse en realidad, el estudio de arquitectura propone descongestionar el aeropuerto más grande de Londres, Heathrow, y desviar el exceso de tráfico hacia las cuatro pistas del London Britannia.