Una de las sorpresas del pasado Mobile World Congress en el mes de febrero fue Open Web Device, una manera de entender un sistema operativo con una arquitectura basada en web y que surgía de dos iniciativas que se habían unido después de haber comenzado por separado, la de Movistar y la de Mozilla, Boot2gecko.

¿En qué consiste? Para el que ande aún un poco despistado, la idea es sencilla a la par que prometedora: aprovechando el poder de la web y las posibilidades de HTML5, el teléfono ejecuta las aplicaciones a través de los mismos en un navegador (que el usuario no percibe como tal, sino como una aplicación, una webapp) en un sistema operativo completamente enfocado en internet. Y sí, es algo parecido a lo que hizo Facebook hace poco con sus aplicación para iOS, sólo que sin las limitaciones absurdas que impone Apple a webapps (no pueden usar Nitro, el motor de Javascript, que viene con Safari Mobile) y sin los problemas de rendimiento derivados de las mismas.

Si bien en el Mobile pasaba apenas de la fase de prototipo, estuvimos reunidos con Carlos Domingo, CEO de I+D de Telefónica en España, para ver todas las novedades, características y detalles con las que cuenta Firefox OS. Despúes de Windows Phone, que no termina de despegar todo lo que nos gustaría y del futuro de lanzamiento de BlackBerry OS 10 (esperemos que no del todo tarde), lo que parece quedar claro es que hacerse un hueco en el competitivo mundo de los sistemas operativos móviles no es ni mucho menos una tarea fácil.

Móviles de gama baja en mercados emergentes

Donde Telefónica quiere apuntar sin embargo es al nicho de los smartphones de bajo coste. Un teléfono con Firefox OS no superaría los 80€ y estaría destinado a mercados emergentes donde la cuota de uso de smartphone no es muy alta. Es un mercado que, efectivamente, hasta ahora está dominado prácticamente en su totalidad por Android, con algunas menciones especiales como el Lumia 710 de Nokia.

Y es que hay un buen segmento de usuarios, que lejos de un iPhone de alta gama o uno de los últimos de la saga Galaxy lo que quiere es un terminal sencillo a la par que versátil con conexión a internet y acceso a redes sociales. Precisamente, en el tema social, desde Febrero se han unido nuevos partners al proyecto, entre los que destacan Twitter y Facebook que contarán con una gran integración a lo largo y a lo ancho de Firefox OS.

Por ejemplo, toda la libreta de contactos se sincroniza con nuestros contactos de Facebook, y si estos han hecho su número de teléfono disponible para amigos podemos llamarlos directamente desde ahí. Otras compañías que se han sumado a Open Web Device son Deutsche Telekom, Sprint, Telecom Italia y Telenor Group por el lado de las operadoras y Qualcomm, TLC y ZTE por el lado de los fabricantes.

Experiencia de usuario y rendimiento

De Qualcomm era precisamente el terminal que estuvimos probando con Firefox OS y cuesta creer realmente que todas esas aplicaciones se estén ejecutando vía web. Twitter, Facebook o incluso un juego similar a Tower Blocks desarrollado en HTML5 se abrían, ejecutaban y funcionaban como una aplicación nativa más. Muestra la apariencia de un sistema operativo similar a iOS o Android, con las aplicaciones puestas en una cuadrícula y el cierre de aplicaciones en multitarea recuerda irremediablemente al de WebOS, deslizándolas hacia arriba.

No es, eso sí, un sistema que esté acabado ni mucho menos. Hasta ahora sus responsables se han centrado en intentar implementar todas las funciones para pasar ahora a la fase de pulido del sistema y mejora de rendimiento. Todas las indicaciones apuntan a que la fecha de lanzamiento se producirá en el próximo Mobile World Congress, en el mes de febrero en Barcelona.

Pago integrado y previsiones de lanzamiento

Telefónica se ha encargado de optimizar toda la parte de Interfaz de Usuario y rendimiento a la par que ha implementado otras APIs, como por ejemplo una Payment API, que permite que la compra de aplicaciones se produzca a través de la factura, ya sea efectuando un cargo en la misma o quitando saldo.

Es una parte vital en todo el sistema porque precisamente en el caso de Android es uno de los grandes problemas, aplicaciones de pago en Google Play que apenas consiguen beneficios ya que para sus usuarios es una barrera meter los datos de su tarjeta de crédito. De esta manera, el pago por aplicaciones se haría de manera transparente para el usuario y con los mismos datos de facturación que ya usa para pagar su línea de teléfono.

Las otras APIs que ha implementado Telefónica pasan por mejorar la conexión de red y los recursos de la misma y el centro de notificaciones, disminuyendo el retraso en recibir las mismas y el consumo de batería. Para enero de 2013 esperamos la primera comercialización de un terminal en Brasil y en el Mobile World Congress de 2013 probablemente veamos el lanzamiento definitivo. Firefox OS parece prometer mucho, pero si llegará a las expectativas de sus responsables (1% de cuota de mercado después del primer año), es algo que aún está por ver.

Fotos: Think Big