¡No te pierdas nuestro contenido!

Una vez el iPad Mini ha llegado al mercado, es el momento de hacer la clásica comparación respecto a sus rivales, que por el nivel de ventas y fama son especialente dos: el Nexus 7 de Google y Asus, y el Kindle Fire HD.

Pantalla

De lo primero que miramos en una tablet. Con sus reducidas dimensiones respecto a su hermano mayor, el iPad Mini se acerca a sus rivales. Dos son las diferencias clave: el tamaño de la pantalla, y su proporción. Si bien cuenta con 7'9 pulgadas, el Nexus y el Kindle tienen 7. Además, mientras que el primero tiene una ratio de 4:3 (1024x768), los otros se mantienen en 16:9 (1280x800). Esto hace que, como explicó Apple en el evento de ayer, en posición horizontal el iPad mini gane un 67 % más de espacio a la hora de ver la pantalla. ¿Es esto siempre bueno? Podemos comprobar esta diferencia en el siguiente gráfico de TrojanKitten:

Depende de para qué lo usemos. Personalmente, siempre me he mantenido en que la proporción de aspecto ideal en una tablet es 4:3, sobre todo de cara a navegar por la web, y de amplitud a la hora de abrir aplicaciones. En este sentido, para mí ganaría el iPad Mini. No obstante, si vamos a usar la tablet para ver películas, series, etc; es decir, vídeo, tiene mucho más sentido hacerse con una Nexus o la de Kindle. Ya no sólo por la pantalla. Ambas plataformas (iOS y Android) tienen su propia tienda de contenidos, pero si no queremos hacer uso de ella y preferimos cargar nuestros propios archivos, lo tendremos mucho más fácil con el sistema operativo Android, que acepta más tipos de archivo que iOS y no necesitaremos convertirlos ni en la mayoría de casos pasar por iTunes.

Por lo que respecta a la densidad de píxeles, el iPad Mini viene sin pantalla Retina. 163 píxeles por pulgada que pueden hacer que más de uno se piense su adquisición frente a Nexus o Kindle, que tienen la misma pantalla de 216 ppp. En este caso ganan las dos de Android.

Aspecto y peso

Aquí no hay color, y el iPad Mini se lleva de calle la comparativa. Podemos ver rápidamente que sus dimensiones son muy poco más grandes que las de los otros dos, e incluso es más estrecho que el Kindle Fire.

  • iPad Mini: 200 x 134'7 x 72 mm. | 308 / 312 g.
  • Nexus 7: 198 x 120 x 104'5 mm. | 340 g.
  • Kindle Fire HD: 193 x 137 x 103 mm. | 395 g.

Esto es debido a que el marco de la pantalla es considerablemente más estrecho en la tablet de Apple, sobre todo si lo comparamos con el Kindle Fire, que tiene un borde mucho mayor. Llama sobre todo la atención que el iPad Mini es más estilizado y alargado que el Kindle, a pesar de que el ratio de sus pantallas deberían indicar lo contrario. Una parte a señalar es la profundidad. Y el iPad Mini vuelve a ganar, en términos objetivos. Sus dos competidores son bastante más gordos que él.

El peso es menor en el iPad Mini, con 308 gramos o 312 según contemos o no con conectividad LTE. Si vamos al campo estético, naturalmente está sujeto a gustos. Pero mi opinión es que el iPad Mini es el más bonito de las tres, y seguramente la tablet más hermosa que he visto nunca. El Nexus 7, sin ser tan preciosista, también tiene un diseño que considero muy bueno, particularmente me gusta el acabado trasero. El Kindle es el que me parece más pobre estéticamente de los tres, donde se nota que Amazon todavía no ha profundizado en el diseño de sus productos, dando mucha preferencia hasta ahora a los contenidos a ofrecer después.

Almacenamiento

Ninguno de los tres cuenta con la posibilidad de ampliar la memoria que trae de fábrica. No hay slot microSD en ninguno, así que es importante decidir qué capacidad escojamos en el momento de su compra. Las configuraciones con las que cuenta cada uno son las siguientes:

  • iPad Mini: 16 / 32 / 64 GB.
  • Nexus 7: 16 / 32 GB.
  • Kindle Fire: 16 / 32 GB.

El iPad Mini es el único que ofrece 64 GB. No obstante, hay que tener en cuenta que las aplicaciones de la App Store ocupan mucho más en términos medios que las de Google Play. Debido, sobre todo, a que vienen adaptadas a la pantalla Retina del iPad, lo que se traduce en la incorporación de gráficos mucho mayores que ocupan más espacio. Por lo demás, hay que tener en cuenta que el precio se resiente mucho más en la tablet de Apple que en las otras dos. Doblar la capacidad cuesta 100 dólares más en el iPad Mini, y sólo 50 en las de Android. Punto muy negativo para el iPad Mini, que además de requerir más espacio para instalar aplicaciones, cobra mucho más caro que sus competidoras una subida al siguiente escalón de capacidad.

Conectividad

Más de lo mismo, bastante relacionado con lo anterior. Sí, el iPad Mini puede montar una conexión de datos LTE, pero el precio también va a verse resentido en exceso. Su conectividad WiFi, y la del Nexus 7, quedan en inferioridad respecto a la del Kindle Fire HD, WiFi de doble banda (2,4 GHz y 5 GHz), lo que le permite cambiar de frecuencia para poder tener una mejor conexión con menos interferencias.

El bluetooth es otro aspecto donde pierde el iPad Mini. Desde el momento en el que Apple decidió lanzarse a crear dispositivos móviles, ofreció un bluetooth capado desde el cual no es posible intercambiar archivos. Esto sí es totalmente posible con Nexus y Kindle. Si nos interesa la posibilidad de usar NFC, únicamente el Nexus 7 lo incorpora. En el caso de la posibilidad de GPS, es el Kindle quien se queda sin él, aunque el iPad Mini necesitará de redes WiFi para triangular la posición.

Procesador

Aquí el Nexus 7 saldría ganando a priori, puesto que llevan procesadores de cuatro núcleos, frente al del iPad Mini o el Kindle Fire HD, de sólo dos.

  • iPad Mini: A5 DualCore.
  • Nexus 7: Tegra 3 1,3 GHz QuadCore.
  • Kindle Fire HD: OMAP 4460 1,2 GHz DualCore.

No obstante, es un tema que conviene aclarar. Android necesita más potencia. La parte buena es que es un logro técnico hacer que cada aplicación se ejecute como una máquina virtual. La parte mala, que a veces, sobre todo en equipos que no son punteros, se producen lags y las transiciones son menos fluidas y naturales. Y aunque Android lleva años perfeccionando esto, sigue patente en algunos casos. iOS no tiene este problema, y su fluidez es mayor. Los movimientos, transiciones, aperturas de aplicaciones, etc, sí son naturales e instantáneas.

Cámara y batería

Siempre he pensado que una cámara en una tablet era algo sin mucho sentido, salvo la delantera, mucho más útil para hacer videoconferencias, hacerse autorretratos, etc. Siempre está bien contar con algún factor más, pero no me parece nada determinante que el iPad Mini tenga una cámara trasera (5 megapíxeles) y los otros dos competidores no. Una comparativa algo más interesante sería la de la cámara frontal, más utilizable, pero no hay lugar a ello ya que las tres son iguales: 1'2 megapíxeles.

La batería de los tres dispositivos son muy similares, aunque por un poco más gana el Kindle Fire HD, con 11 horas de autonomía frente a las 10 de sus rivales.

Sistema operativo

La diferencia entre Android y iOS es un tema manido y tratado hasta la saciedad. Como es lógico, cada uno con sus detractores y partidarios. También con sus fanáticos incondicionales. E incluso con usuarios que saben valorar lo mejor de cada uno.

Básicamente debemos saber que iOS es un sistema donde la personalización es nula más allá de escoger un fondo de pantalla. Donde únicamente podemos instalar lo que alberga la App Store (es decir, lo que ha pasado por el filtro de Apple). También donde este cierre, para muchos excesivo y restrictivo, permite una fluidez y una seguridad sin igual.

Por su parte, Android es mucho más dinámico, personalizable, hecho para quien quiere pasar horas tocando cada opción de él. Podemos instalar cualquier aplicación si desactivamos el filtro de seguridad con una simple pulsación, e instalar diferentes launchers para modificar cualquier aspecto del sistema. Desde el dock hasta la forma de desbloquearlo. La contrapartida es que es menos seguro que iOS.

El Nexus 7 garantiza actualizaciones de sistema inmediatas respecto al Kindle. Incluye Jelly Bean de serie, mientras que el Kindle Fire HD todavía ofrece Ice Cream Sandwich con la habitual capa de personalización. Sabiendo que en breve saldrá Android 4.2 Key Lime Pie, quien guste de exprimir sus dispositivos e instalar lo último, tiene una baza importante en el Nexus. Quien prefiera el iPad Mini, iOS también tiene estas actualizaciones inmediatas.

Aplicaciones

Una parte muy importante a valorar es la de las aplicaciones: iOS tiene más de 275.000 adaptadas a la pantalla del iPad. El número en Android en cambio es drásticamente menor. Hay usuarios que sencillamente no suelen descargar aplicaciones, o únicamente lo hacen con las más básicas, que están en ambas plataformas. Los hard-users sí notarán esta diferencia en cuanto quieran navegar por las tiendas o buscar alternativas a ciertas aplicaciones (el primer ejemplo que se me viene a la cabeza es el de los clientes de Twitter que hay en iOS respecto a los de Android).

Así y todo, Android tiene margen de crecimiento, y sus tablets han aumentado mucho su calidad desde que surgieran las primeras competidoras del iPad original. Es lógico que ahora cada vez más desarrolladores saquen creaciones para Android más allá de smartphones.

Precio

La parte que nos hará decantarnos por un modelo u otro, o una capacidad de almacenamiento o conectividad diferentes.

  • iPad Mini 16 GB: $329 (WiFi) | $459 (WiFi + 4G)
  • iPad Mini 32 GB: $429 (WiFi) | $559 (WiFi + 4G)
  • iPad Mini 64 GB: $529 (WiFi) | $659 (WiFi + 4G)

  • Nexus 7 8 GB: $199

  • Nexus 7 16 GB: $249

  • Kindle Fire HD 16 GB: $199 (con anuncios) | $214 (sin anuncios)

  • Kindle Fire HD 32 GB: $249 (con anuncios) | $264 (sin anuncios)

Los precios secundarios de la Kindle Fire HD hacen referencia a anuncios publicitarios que veremos en la pantalla de desbloqueo o no, según escojamos una u otra versión por $15 de diferencia.

Valoración

Suele decirse que una respuesta cobarde a la pregunta ¿Cuál es mejor? es Depende de para qué se vaya a utilizar. No obstante, es la respuesta que puedo dar. Cada tablet tiene sus pros y sus contras, y seremos nosotros individualmente quienes ateniéndonos al uso final deberemos saber escoger.

Volviendo al punto de la pantalla; si vamos a usar la tablet sobre todo para ver vídeos, no deberíamos pensarlo mucho e ir a por una de las Android. Tanto por el ratio 16:9, como porque lo tendremos mucho más fácil para importar los vídeos que ya tengamos en nuestro ordenador. Arrastrar y soltar, sin necesidad de pasar por iTunes o de convertir los vídeos.

El Kindle Fire HD me parece un lector de ebooks vitaminado. La mejor opción para quienes más lean, y no quieran un dispositivo independiente para navegar por la red, ver fotos y vídeos, consultar el correo, etc. La pantalla nunca será la misma que la de un Kindle de tinta electrónica, pero el tamaño y el acceso a la tienda Amazon, así como la integración con la plataforma Kindle, pueden hacer de éste un dispositivo ideal para lectores.

Por último, el precio es otro factor determinante. Un iPad Mini básico cuesta un 65 % más que un Nexus 7 o un Kindle Fire HD básicos. Eso al margen de los aumentos de configuración, que disparan su precio. También es importante señalar que la Nexus 7 podría subir a 32 GB como modelo base sin aumentar su precio inicial el próximo lunes.

La comparativa podría ser mayor e incluir al Galaxy Tab 2, por ejemplo. Pero no influiría demasiado en lo ya comparado, como sí podría hacerlo una tablet con otro concepto y otro sistema operativo, como la Microsoft Surface que se presentará dentro de un par de días. La comparativa estará aún más reñida. Y lo mejor, los usuarios tendremos más alternativas para escoger, más necesidades cubiertas con cada nueva opción presentada.