En una reciente entrevista para la web Collider, Robert Kirkman, creador del cómic The Walking Dead, y Glen Mazzara, actual showrunner de la adaptación televisiva, hablaron sobre la tercera temporada de la serie, y sobre los cambios que existen entre la serie y el cómic. Unos cambios que dan mucho que hablar y que sirven para polarizar, aún más si cabe, a los fans.

Las palabras de Kirkman tienen sentido, aquí el extracto de la entrevista que explica la razón de ser de los cambios:

Una de las cosas que comanda la popularidad del cómic es el hecho que, cuando te sientas a leer un número, no tienes idea de qué es lo que va a pasar, cualquiera puede morir en cada momento, o la historia completa puede moverse en una dirección diferente que nunca podrías esperar.

Cuando la idea de que esto se iba a transformar en una serie de televisión comenzó a hacerse realidad, estaba bastante preocupado con la idea de que la adaptación fuese demasiado fiel al cómic, sólo porque el elemento clave se perdería completamente. Si observas la atmósfera de los spoilers que hay ahora en Internet, incluso con todos los cambios que hemos hecho a la serie,  cada cierto tiempo existe una filtración o un spoiler.

Si la gente supiera decir de antemano “oh, este es el bloque de números que adaptarán esta temporada”, sabrían exactamente qué es lo que estamos haciendo y eso nos llevaría a toda clase de efectos desastrosos. Más importante aún es que yo trabajo en la serie de televisión, estoy en la sala de guionistas y me aburriría estar diciendo qué tal y tal número del cómic se adaptan en tal guión para un episodio.

Es cierto que el cómic se ha vuelto tremendamente popular con el paso de los años; los lectores del mismo, por desgracia, saben demasiado sobre el porvenir de la serie y los personajes; algo a priori negativo para el disfrute del producto pero ¿nos pasa a todos lo mismo?

Yo he leído los cómics y a pesar de ello no renuncio a ver la serie, aunque sé de antemano muchas de las cosas que van a suceder, eso no minimiza ni mi interés ni el impacto que tienen sobre mi. Tal vez sea una excepción, sin embargo estoy convencida de que leer los cómics no influye en el disfrute de la serie. Sucede lo mismo con Game of Thrones. ¿No se puede sumergir uno en las tramas de Poniente sabiendo de antemano lo que le sucede a Ned Stark? ¿Es imposible emocionarse con la visión de la Batalla de Aguasnegras aún conociendo su desenlace?

En una época donde los spoilers están a la orden del día es terriblemente difícil permanecer ignorante, aunque a veces sería deseable. Facebook, Twitter, Tumblr son una fuente continua de spoilers; y los mantenemos a raya en la medida de lo posible. No obstante a la hora de enfrentarnos a la adaptación televisiva de un libro o un cómic, obviar el origen es mucho más complicado.

Entiendo que Kirkman y el equipo de guionistas quieran, y necesiten, innovar y ampliar The Walking Dead. No niego que hubo decisiones muy acertadas como introducir a Daryl pero otras no me gustaron como rehuir la relación entre Andrea y Gale, o acabar con el anciano tan rápido.

A pesar de las críticas que puedan recibir por parte de los fans del cómic, Kirkman se muestra más que satisfecho por las decisiones que se toman y los cambios que afectan a la narrativa de The Walking Dead:

Hemos decidido avanzar por este camino y estamos haciendo la serie de esta forma porque es extremadamente gratificante sentarme y ver mi material antiguo, luego ir a Glen y a los escritores, tomar esas cosas que hice y expandirlas y arreglarlas porque quizás me quedaron toscas la primera vez que las hice en el cómic. El expandir algo en lo que sea entretenido trabajar es algo increíble que nunca esperé que pudiera pasar. Ha sido grandioso.

Y debe ser estupendo poder tomar segunda vías narrativas, probar cosas nuevas y expandir una idea pero si algo funciona ¿para qué modificarlo?