Vodafone España ha presentado sus nuevos servicios para sus usuarios, especialmente enfocados a los poseedores de un smartphone. Cloud, Protect y Contacts son las nuevas bazas de la operadora británica para retener a sus clientes en un momento delicado para las operadoras tradicionales.

Cloud

Cloud es otro servicio de almacenamiento de archivos en la nube, que tendrá que pugnar con otros ya asentados como Drobox, Box, SkyDrive, Google Drive... Su carta de inicio es buena: los primeros 5 GB son gratuitos. A partir de ahí, permite aumentar la capacidad por precios bastante asequibles... Pero con tamaños limitados. Por 1 euro más al mes, ofrece 10 GB. Por 3 euros más, 30 GB, y por 6 euros más, 60 GB. Y ya. Los precios son bastante económicos, pero la competencia ofrece planes de almacenamiento mayores por poco más dinero. Y eso que a los precios de Cloud falta añadirles el IVA del 21 %.

Por ejemplo, Dropbox ofrece 100 GB por unos 80 euros anuales (6,66 euros al mes). Casi el doble de espacio por menos, si añadimos el IVA. Y si necesitamos más espacio, podemos solicitar hasta 500 GB. Si nos vamos al modelo gratuito, sólo ofrece 2 GB, pero es sencillo hacerse con más sin tener que pagar dados los medios que ofrece, como la reciente SpaceRace.

SkyDrive es uno de los ganadores, y de largo. Su plan básico incluye 7 GB gratuitos, mientras que los de pago ascienden a 20 GB por 8 euros, 50 GB por 19 euros y 100 GB por 37 euros anuales. Considerablemente más económico y con mayor almacenamiento que el servicio de Vodafone.

Otro que gana por goleada a Cloud de Vodafone es Google Drive, que con los mismos 5 GB gratuitos, además del valor añadido de una estrecha integración con Google, da 25 GB extras por apenas 2 euros al mes.

Quien sale perdiendo en la comparación es Box, en cuyo modo gratuito otorga también 5 GB de almacenamiento, pero las ampliaciones salen por 8,5 euros mensuales los 25 GB, y 17 euros por 50 GB. Si a eso le añadimos que en en el plan básico el tamaño máximo de archivo a subir es de tan sólo 100 MB, se puede concluir que este es un servicio enfocado a empresas, y que la competencia le supera en el ámbito de uso personal.

Los servicios anteriores son todos multiplataforma, incluyendo Vodafone Cloud, a la que sólo le falta añadir la aplicación de iOS para poder enfrentarse directamente al resto.

Protect

Una de cal y otra de arena. Así se puede definir este servicio. Por un lado, está el servicio para localizar nuestro teléfono en cualquier momento desde un ordenador, interesante en caso de pérdida o robo. No es nada que no hagan ya otros servicios, algunos integrados incluso en el sistema operativo, como es el caso de Find my iPhone en iOS, o mediante apps de terceros como las que hay que Android. En cualquier caso, Vodafone Protect es gratuito, por lo que nunca está de más contar con un servicio que rivalice con la competencia (a falta de saber si la precisión de la localización será la misma, o tendremos márgenes de 300 metros tras la triangulación).

La otra cara viene cuando pone a nuestra disposición el antivirus McAfee para smartphones por 1,50 euros al mes. En primer lugar, porque no todos los smartphones necesitarán o podrán beneficiarse de esta medida (la aplicación está disponible para Android y Blackberry). En segundo lugar, quien haga un uso tan intensivo de su smartphone como para necesitar un antivirus, usualmente será una persona avezada a las nuevas tecnologías y bien sabrá qué descargar y qué no, o bien será conocedora de alternativas sin necesidad de un pago mensual. Vodafone sigue empeñada en vender servicios a personas que no los necesitan pero no son conscientes de ello.

Contacts

La cara buena de la presentación de estos nuevos servicios. La parte en que Vodafone ha caído en la cuenta de que es poco ético cobrar por ofrecer servicios que la gran mayoría de terminales o sistemas operativos hacen de forma gratuita. Han acertado, por tanto, en ofrecer esta característica complementaria de forma gratuita. Contacts básicamente sirve para tener copias de seguridad de nuestros contactos en la nube, con buenos servicios añadidos como la posibilidad de re-descargarlas hasta 30 días después de haberlas borrado, la sincronización automática de nuestra agenda, o exportar las copias en diferentes extensiones acordes con aplicaciones como Outlook.

Valoración

Una de las quejas hacia las operadoras tradicionales respecto a las virtuales es el letargo que parecen sufrir a la hora de presentar novedades tecnológicas acordes a los tiempos actuales. Vodafone hace bien presentando su candidatura en cuanto a servicios en la nube, especialmente ofreciendo servicios gratuitos, al menos en su modelo básico, como con Cloud, o incluso con otros interesantes como Contacts, o con la localización del teléfono en Protect. Ahora bien, llegar tarde respecto a la competencia implica la necesidad de aportar una mejora. Y cuando Vodafone no es capaz de hacerlo ni con sus precios (en la primera comparativa vemos que sale perdiendo) ni con su servicio (como mucho aporta lo mismo que otros).

Vodafone sigue viviendo de espaldas a la realidad, usando las mismas técnicas que en otros tiempos, cuando la tecnología no estaban tan inmersa en los hogares, cuando internet no era tan utilizado como ahora, cuando no era tan sencillo para cualquiera hacer una búsqueda para descubrir alternativas o calcular por qué no se trataba de un buen servicio. Insisto, es un buen intento, pero el problema de fondo es el mismo de siempre: tratar de vender servicios a personas sin grandes conocimientos tecnológicos que no son conscientes de alternativas gratuitas o más baratas, o de que no los necesitarán. Uno de los motivos que ha empujado a tantos usuarios a operadoras móviles virtuales a las que llegar tarde al mercado sí les ha hecho llegar mejor y más preparadas.

Más información: Vodafone Cloud