Un grupo de astrónomos de la Universidad de Texas ha encontrado el que podría ser el agujero negro más grande encontrado hasta la fecha, tanto, que los investigadores explican que equivaldría a 17 mil millones de soles. A través del Telescopio Hobby-Ebberly (HET), en el corazón de la galaxia NGC 1277, han dado con un objeto que podría ser "el primero de una nueva clase de sistemas de galaxia-agujero negro".

NGC 1277

Aún hoy hablar de agujeros negros es hablar de hipótesis. Se cree que en el corazón de la mayoría, si no en todas las galaxias espirales e incluso algunas enanas, existe un agujero negro supermasivo. Este tipo de objeto queda definido por su masa, aplicando el término supermasivo a aquellos agujeros negros con masa de varios millones de masas solares. La teoría dice que se hallarían en el corazón de muchas galaxias y que se formarían en el mismo proceso que da origen a los componentes esféricos de las galaxias.

NGC 1277 está ubicada a 220 millones de años luz de distancia en la constelación Perseo. Se trata de una galaxia lenticular, un tipo de galaxia intermedia entre una elíptica y una espiral con forma de disco. Este tipo de galaxias ha consumido o perdido gran parte de su materia interestelar y por tanto carecen de brazos espirales.

Para que nos hagamos una idea de la "rareza" encontrada, la galaxia es tan sólo una décima parte del tamaño de la Vía Láctea, y aún así, parece contener el agujero negro más masivo jamás descubierto, comprendiendo lo que supondría un 14% de toda la masa de su galaxia.

Según explica Karl Gebhardt, de la Universidad de Texas en Austin y miembro del equipo de investigación:

Se trata de una galaxia muy rara. Casi todo es agujero negro. Podríamos estar ante el primer objeto de una nueva clase de sistemas de galaxia-agujero negro.

Los investigadores estiman que el tamaño del horizonte de sucesos como el de este tipo de agujeros negros súper masivos es once veces el diámetro de la órbita de Neptuno. Un suceso increíblemente inusual que fue captado en un primer momento por Hubble aunque no se llegó a identificar hasta HET, en un momento en el que los astrónomos estudiaban la relación entre las galaxias y los agujeros negros.

El equipo utilizó los datos de HET junto a las imágenes de Hubble para calcular la masa de este agujero negro, estimando que sería de 17 mil millones de masas solares. Según Gebhardt:

La masa de este agujero negro es mucho más grande de lo esperado. Esto nos lleva a pensar que las galaxias muy masivas tienen un proceso diferente en la forma física en la que sus agujeros negros crecen.

Actualmente el equipo de HET ha observado 700 de las 800 galaxias que tienen pensado estudiar.