¡No te pierdas nuestro contenido!

Advanced Micro Devices, mejor conocida como AMD, podría estar en venta. Un reporte filtrado señala que el fabricante de microprocesadores habría llamado a J.P. Morgan para examinar sus opciones financieras. La tendencia de la era post-PC está afectando a la compañía, que ha visto caer 60% el valor de sus acciones en 2012, y ha hecho un recorte de personal de 15% de sus trabajadores.

AMD es uno de los grandes fabricantes en el rubro; y probablemente, el único que ha tenido la capacidad de hacerle frente a la hegemonía de Intel en el mercado. Así, la venta de AMD no sería poca cosa. De ser cierta la oferta, lo cierto es que sería atractiva para los grandes nombres como Microsoft o Apple. Los tres, por supuesto, tendrían buenas razones para hacerse de la compañía.

Por un lado, Microsoft sería el cliente con más motivos: en los últimos años, ha comprendido las ventajas de no sólo desarrollar software, sino de ser responsable del control de calidad de su hardware. El fallido Zune y la exitosa XBox le mostraron las dos caras de la moneda; y con el lanzamiento reciente de la Microsoft Surface, parece que la tendencia dentro de la empresa va por ese lado. Así, la compra de AMD le daría una herramienta invaluable para continuar sobre esa ruta.

Apple tiene el poder adquisitivo para hacerse de AMD, y con ello podría aprovechar para marcarle distancias a Intel -aunque en este momento, no habría razones para tomar una decisión similar, pero no estaría de más tener un as bajo la manga para evitarse un lío futuro [como con Samsung] en los chips para móviles-. Aunque es difícil de pensar en productos Apple con hardware de AMD, tampoco es que haya un divorcio entre ambas empresas. Es más, hay un sano intercambio de talentos entre ellas. Por ejemplo, John Bruno llegó a Apple de AMD en julio de 2012, mientras que [Jim Keller se fue]8http://www.businessweek.com/articles/2012-08-01/believe-it-or-not-apple-chip-guru-decamps-for-amd) de las oficinas de Cupertino hacia Sunnyvale en agosto.

Por supuesto, la información se encuentra en calidad de rumor -como casi todos los anticipos de movimientos en el mundo tecnológico- y el CEO de AMD ha salido a calmar a sus empleados. Quizá no se trate de una venta que se concrete en el corto plazo, pero bien dicen que cuando el río suena, agua lleva. Por lo menos, la especulación de venta nos sirve para ver quiénes se frotaría las manos por hacerse de esta empresa. Por lo que vemos, una eventual oferta de AMD podría agitar al mercado de una forma por demás interesante.