¡No te pierdas nuestro contenido!

Es conocido por todos el poder de Kickstarter, el popular sitio de financiación en masa o crowdfunding al que tantos proyectos ha permitido ver la luz, como Ostrich Pillow, del que ya hablamos. Hoy hablamos de uno que ha roto récords por su buena acogida: FORM 1, la impresora 3D de resultados profesionales por un coste muy inferior al de las convencionales.

Los creativos y artistas que ansían ver sus diseños hechos realidad tienen un filón con este proyecto. FORM 1 es una impresora 3D de alta resolución, que permite recrear con mucha precisión los modelos digitales. Tanta, que permite equipararse con otros modelos que cuestan decenas de miles de dólares, pero a un precio muy inferior, y además bastante más fácil de usar, como aseguran sus creadores. Su software es mucho más intuitivo que el que el mercado está acostumbrado a utilizar, y se pone en marcha con un sólo botón. La sencillez llevada a su máximo exponente, algo muy interesante en un momento en el que está en auge esta tecnología. Tanto es así que incluso el gobierno de Estados Unidos apuesta por su uso.

¿Dónde está el secreto? Pasa de utilizar la tecnología FDM de prototipado rápido, a la estereolitografía. Nada nuevo, el mundo de la impresión 3D está tan acostumbrado a estos dos modelos como lo puede estar el de la automoción a los coches manuales y los coches automáticos. Sencillamente, hasta ahora las impresoras 3D de gama baja ofrecían resultados mucho peores que los de la estereolitografía, pero a menor coste. Tras más de un año de trabajo centrado en sortear este obstáculo, el equipo de FORM 1, trabajando conjuntamente desde Montreal, Boston y Londres, ha conseguido resultados satisfactorios.

Han conseguido abaratar sustancialmente los costes de la estereolitografía. Aseguran que los modelos finales obtenidos con esta impresión superan por mucho en cuanto a detalles a los maquetados con tecnología FDM, como se puede comprobar en la imagen comparativa superior, por costes similares. Tras siete generaciones de prototipos en los que ejecutar pruebas, están listos para su producción en serie, lo que les llevó a pedir apoyo en Kickstarter, con resultados que ni siquiera ellos esperarían, seguramente. Han recaudado casi 30 veces más de lo previsto: de los $100.000 que necesitaban, han obtenido $2.945.000.

Ahora es el turno de este equipo de ingenieros y diseñadores, que en breve comenzarán con la fase final del proyecto, que incluye devolver el apoyo de sus más de 2.000 colaboradores en función del tipo de ayuda recibida. Desde una figura impresa con la FORM 1, hasta camisetas, kits de desarrollo y modelado, y la propia impresora FORM 1, para quienes contribuyeron con al menos $2300. Mucho menos de lo que puede costar otro modelo que ofrezca resultados finales similares.

Más información: FORM 1 en Kickstarter.