¡No te pierdas nuestro contenido!

Un juez ha aprobado la multa y acuerdo entre Google y la Comisión Federal de Comercio en Estados Unidos. Una cifra, la mayor exigida a una sola empresa, por la que el gigante pagará 22,5 millones de dólares por realizar un seguimiento de manera ilegal a los usuarios de Safari a través de cookies publicitarias.

Google pagará 22,5 millones de dólares por espiar a los usuarios de Safari

La multa es un acuerdo al que habría llegado Google y la FTC tras la noticia que había revelado en el pasado el diario Wall Street Journal. Una información que revelaba cómo el gigante habría hallado una forma de alojar cookies en los equipos de los usuarios de Safari sin su consentimiento. Una fórmula por la que podrían haber estado recopilando información personal de todos ellos.

En un primer momento Google se defendió indicando que las prácticas no recopilaban información privada de los usuarios. Algo que, aunque pudiera ser cierto, no han podido demostrar. El navegador de Apple no permite que se activen cookies de terceros, tales como empresas de publicidad online, sin el consentimiento del usuario.

Al parecer, Google habría conseguido añadir un código a las cookies publicitarias en DoubleClick de forma que Safari pensaba que el propio usuario había hecho una excepción para la cookie y por tanto se admitía. Una práctica que habría sido utilizada entre el 2011 y el 2012.

Tras varios meses de litigio, la compañía había llegado a un acuerdo con la FTC en agosto, ahora aprobada por la juez de distrito Susan Illiston. Un acuerdo por una multa considerada como la mayor impuesta por la Comisión Federal de Comercio contra una sola empresa. Según la juez, por los cargos de:

Colocar una cookie publicitaria de seguimiento en los equipos de los usuario de Safari que visitaban la red de publicidad de Google DoubleClick.

Aún así y a pesar de los 22,5 millones de dólares a pagar por el gigante, para Google podría tratarse de calderilla. El último reporte del trimestre terminado en octubre acabó con unas ganancias para Google de 14 mil millones en ingresos, el mayor obtenido hasta la fecha por la compañía.