Hoy en día a nadie le sorprende ver un dispositivo con pantalla táctil, se han vuelto algo dentro de lo cotidiano y no es raro disponer de un smartphone con pantalla táctil o de una tableta. Las pantallas que podemos utilizar hoy en día nada tienen que ver con las pantallas táctiles que veíamos hace algunos años y nos ofrecen una experiencia de uso bastante confortable donde, por ejemplo, escribir un correo electrónico no supone un gran problema. Si bien podemos escribir con cierta comodidad, si tenemos que redactar un texto extenso, quizás prefiramos un teclado convencional y aunque existen accesorios en el mercado que permiten acoplar un teclado a una tableta, un estudiante de la Universidad Goldsmiths de Londres ha desarrollado un curioso sistema que nos permitiría escribir sobre un teclado impreso en una simple hoja de papel.

vibrative_virtual_keyboard

¿Imprimir nuestro propio teclado? Puede sonar raro y, la verdad, nada tiene que ver con el mundo de la impresión 3D puesto que, literalmente, el teclado a utilizar sería impreso sobre un folio de papel. Seguramente, en alguna que otra ocasión hayamos visto teclados basados en infrarrojos que proyectan sobre una mesa las teclas y un sensor detecta la posición de nuestros dedos; Florian Kräutli, un estudiante de Computación Cognitiva, ha simplificado esta aproximación aprovechando el acelerómetro que podemos encontrar en cualquier smartphone, por ejemplo, un iPhone.

En este singular proyecto, Kräutli decidió aprovechar el acelerómetro del iPhone para detectar las vibraciones generadas al pulsar con los dedos sobre una superficie plana; es decir, el usuario pulsaría las teclas impresas sobre el papel y el terminal detectaría la vibración generada con el acelerómetro y, dependiendo de la intensidad detectada, se asumiría que se ha pulsado un tecla u otra (tarea que realiza el software que Kräutli ha desarrollado).

Por ahora el sistema tiene una precisión del 80% y, la verdad, no está nada mal si tenemos en cuenta que, en ciertas ocasiones, nuestra precisión a la hora de escribir un correo electrónico sobre una pantalla táctil no es mucho mayor. El software ha sido desarrollado para funcionar sobre un iPhone 4 pero según comenta su desarrollador, no sería complejo adaptarlo a otros smartphones.

Una interesante forma de mejorar nuestra productividad a la hora de contestar mensajes o tomar notras con nuestros smartphones y tabletas.