Samsung ha anunciado su última novedad, a las puertas de la próxima edición del CES. Una televisión Ultra HD de un tamaño descomunal, nada más y nada menos que 85 pulgadas de pantalla, como ha anunciado The Verge.

La carrera por coronarse en el mercado de los televisores aumenta el ritmo. Sony, LG, o Toshiba ya han puesto las cartas sobre la mesa anunciando pantallas que superan las 80 pulgadas, a resolución 4K. Samsung, en este caso, ha presentado su opción como la pantalla LED más grande del sector de los televisores Ultra HD. Más de ocho millones de píxeles en esas 85 pulgadas. Este es el primer producto presentado por la compañía surcoreana para sumergirse en un creciente mercado, que si bien lo ha hecho algo más tarde que importantes competidores, espera convencer a sus consumidores potenciales... Y a los asistentes a la próxima edición del CES, que se celebrará la segunda semana de enero de 2013.

LG abrió la veda con un monitor de resolución 4K y tecnología 3D de casi el mismo tamaño, 84 pulgadas, suficiente para que Samsung se postule como creadora del más grande de la actualidad. Este televisor, presentado en el mes de septiembre, comenzó a venderse en Estados Unidos en octubre por casi 20.000 dólares. Un precio desorbitado para muchas familias y consumidores, que hacen que todavía no sea tentador para muchas compañías sumergirse en este negocio. Al menos hasta que los costes de producción -y en consonancia, el precio- disminuyan, y puedan ser accesibles para un mayor número de personas.

Toshiba y Sony también han anunciado modelos similares para los próximos meses, que animarán este mercado en crecimiento. Lento, eso sí. No hay que olvidar que en el CES de este año, Samsung presentó su pantalla Super-OLED de 55 pulgadas, y todavía no ha logrado cifras relevantes de ventas.