¡No te pierdas nuestro contenido!

Esta es la arquitectura que hago, buscando nuevas formas, diferentes. La sorpresa es clave en todo arte…
La capacidad artística del hormigón armado es tan fantástica… es el camino a seguir…
Las curvas son la esencia de mi trabajo, ya que son la esencia de Brasil, puro y simple. Soy brasileño antes que arquitecto. No puedo separar ambos aspectos.

Con la muerte de Niemeyer en Río de Janeiro a los 104 años de edad se va uno de los grandes nombres de la arquitectura del siglo XX. Pionero y revolucionario, no dejó de trabajar en su obra hasta el final de sus días, una obra clave en la arquitectura moderna, lo que se denominó Movimiento Moderno.

Oscar Niemeyer

Las citas con las que iniciamos esta entrada sirven de referencia para entender la gran obra del artista. El hormigón armado fue parte de la esencia de Niemeyer, descubriendo en el material de construcción un mundo de posibilidades plásticas y constructivas hasta entonces desconocidas. Junto al material, su obra y diseños mostraban siempre la pasión por las curvas, un aspecto que definía como clave dejando de lado los ángulos rectos:

No es el ángulo recto lo que me atrae, ni la línea recta, dura, inflexible, creada por el hombre. Lo que me atrae es la curva libre y sensual, la curva que encuentro en las montañas de mi país, en el curso sinuoso de sus ríos, en las olas del mar, en el cuerpo de la mujer preferida. De curvas se hizo todo el universo, el universo curvo de Einstein.

De sus palabras podemos entender como nacieron muchas de sus principales obras, fue el arquitecto que levantó la ciudad de Brasilia como nueva capital de su país, el mismo que participó en la construcción de la Sede de la ONU en Nueva York, la Torre Copan de Sao Paulo o el Congreso Nacional de Brasil.

Sea como fuere, se va uno de los nombres claves de la arquitectura moderna que no dejó de trabajar en su obra hasta el final de sus días. Les dejamos con cinco grandes obras del arquitecto, posiblemente el gran referente y maestro de la era moderna:

Museo de Arte Contemporáneo de Niterói

Realizada por Niemeyer a los 100 años de edad, el museo se levantó en la ciudad de Niterói y es una de sus señas de identidad. El edificio tenía 16 metros de alto y una cúpula con un diámetro de 50 metros con tres pisos.

Museo de Arte Contemporáneo de Niterói

Catedral de Brasilia

Terminada en 1970, se trata de la catedral metropolitana de la ciudad de Brasilia. Una enorme estructura hiperboloide de secciones asimétricas construida sobre hormigón y cuyo techo de vidrio parece abrirse al cielo.

Catedral de Brasilia

Congreso Nacional brasileño

La obra, inaugurada en 1960, significó la transferencia de la capitanía de Río de Janeiro a Brasilia. Sede del poder legislativo federal en Brasil, la estructura está compuesta por dos semiesferas a los lados (Senado y Cámara de Diputados) junto a dos torres de oficinas.

Congreso Nacional brasileño

Palacio Planalto

Sede del poder ejecutivo del Gobierno Federal brasileño, el edificio comenzó a construirse en 1958 como parte del proyecto de Niemeyer en Brasilia. Consta de cuatro pisos de altura y tiene una superficie de 36.000 m². Su idea era proyectar una imagen de simplicidad y modernidad utilizando líneas y ondas para componer las columnas y estructuras exteriores.

Palacio Planalto

Sede de las Naciones Unidas en Nueva York

Niemeyer participó junto a un reputado grupos de arquitectos (entre ellos Le Corbusier) en la elaboración del proyecto del edifico principal de las Naciones Unidas en la ciudad de Nueva York en 1952.

Sede de las Naciones Unidas en Nueva York