Parece que la barrera de los 100 dólares es la que se proponen varios fabricantes para hacer llegar la tecnología a las masas. Si hace unos días hablábamos de los Chromebooks de Google por 99 dólares enfocados al sector educativo, en los próximos meses llegará la Acer Iconia B1, la tablet que costará $99, y con la que podría aliarse la propia Google.

Así lo ha hecho saber The Wall Street Journal. En los planes de Acer para 2013 está el conseguir una posición ventajosa en el mercado con la que afianzarse como una alternativa en el mercado de las tablets, que se espera que continúe su crecimiento, para ser la opción elegida por quienes están interesados en hacerse con una, pero no en desembolsar lo que cuestan actualmente, ni siquiera las más económicas o con mejor relación calidad/precio, como es el caso de la Nexus 7 o el Kindle Fire HD. La elegida para esta misión sería la Acer Iconia B1.

No obstante, no acabarían aquí los planes para la Acer Iconia B1. Por este precio -con unas especificaciones muy limitadas, eso sí-, sería una muy firme candidata a convertirse en la nueva tablet Nexus de Google, que haría debutar a Acer como aliada para la gama que garantiza una experiencia pura con Android sin las tediosas capas de personalización de los fabricantes. Ya en el pasado mes de octubre, se habló de la posibilidad de que Google respondiese al iPad mini con una Nexus de $99. Las especificaciones de la Acer Iconia B1 son las siguientes:

  • Pantalla de 7 pulgadas
  • Resolución de 1024 x 600 píxeles
  • Procesador Mediatek dual-core a 1'2 GHz
  • Memoria RAM de 512 MB
  • Memoria interna de 8 GB
  • Slot Micro-SD
  • Android 4.1.2 Jelly Bean
  • Bluetooth 4.0

Es evidente que los intereses de Google pasan por hacer llegar a cuantos más usuarios mejor sus servicios, centralizados en Gmail. Ahora bien, no creo que sea una buena imagen de marca conquistar constantemente a potenciales compradores con el argumento de que es muy barato, como será el estrella con la Acer Iconia B1. Está bien diversificar y ofrecer soluciones a distintas necesidades y bolsillos, pero en ocasiones echo en falta que Google dé mazazos como el que dio con el Nexus 4, que costando como un gama media, es un gama alta en toda regla, con el que LG ha mejorado considerablemente su portfolio. De acabar aliándose con la Acer Iconia B1, Google estaría bajando demasiado el listón para poder adentrarse en multitud de hogares. Y difuminando su buen trabajo con Nexus 4 (problemas de distribución aparte), Nexus 7, o Android 4.2.