¡No te pierdas nuestro contenido!

Uno de los deseos clásicos del ser humano es el de poder convertirse temporalmente en invisible. Con otras intenciones, los Estados del mundo también tienen un deseo así para sus ejércitos. En eso mismo anda EEUU, quien está apoyando el desarrollo de un nuevo material que permita tomar la forma de una suerte de capa de invisibilidad para sus tropas.

Así lo recoge Daily Mail. Stealth Quantumm es el nombre de la tecnología que recibe este material de desarrollo canadiense. Por motivos de seguridad, no se ha permitido mostrarlo en acción, sino únicamente a través de fotografías. La compañía creadora, Hyperstealth Biotechnology, ha comunicado a través de Guy Cramer, su presidente, que dos comandos del ejército estadounidense y otros dos del canadiense -los cuatro por separado- han podido ver el material real para verificar que las fotos y vídeos que les habían mostrado eran reales. El Equipo Federal de Respuesta a Emergencias, encargado de la lucha antiterrorista, también pudo comprobar en vivo su funcionamiento.

Lo que se sabe por tanto de esta tecnología es más bien poco. Sí que se ha revelado en cambio que no utiliza cámaras, baterías, espejos ni lámparas. Su funcionamiento pasa por el tratado de las ondas de luz de su alrededor. Y además, es muy ligero y barato. Según Cramer, es efectivo, y sólo podremos notar su presencia si caminamos derechos hacia el punto donde se oculta. Aunque en estos primeros momentos se están empleando maquetas pequeñas, lo suficientemente grandes como para ocultar a una persona, ya se baraja emplear esta tecnología con submarinos, aviones o tanques.

También es especialmente interesante otro punto clave de este material: el devastador efecto psicológico sobre las tropas enemigas, que a sabiendas de que el rival puede hacer uso de este tecnología, entraría en una espiral paranoica que podría derivar incluso en alucinaciones, ante la constante posibilidad de poder ser atacado sin poder ver la amenaza a distancia.

Una vez captada su atención, el gobierno norteamericano se ha mostrado muy interesado en esta tecnología, que ha sido directamente comparado con la famosa capa de invisibilidad de Harry Potter. No es el primer proyecto que trata de conseguir este hito, como con las capas invisibles formadas por celdas de bajo coste pero desde luego resulta impactante que incluso uno de los ejércitos más poderosos del mundo se interese por su adopción y desarrollo.