Para finales de este año las ventas de e-readers habrán caído hasta en un 36% en comparación con el año pasado. Así lo determina un estudio realizado por IHS iSuppli. La batalla de e-readers vs tablets parece que se inclina en favor de las tablets ya que para 2016 se estima que la demanda incremente hasta 10 veces más.

Empresas como Amazon entienden el comportamiento del mercado diseñando productos como el Kindle Fire, una tablet está basada en Android que ofrece más características como pantalla a color y contenido audiovisual. Ésta fue en su momento la única tablet que pudo competir con el iPad y que marcó la tendencia de las tablets de 7 pulgadas. 

Las cifras anuncian como las tablets devoran el mercado de los e-readers, pero la venta de estos dispositivos no morirá por completo como otros gadgets debido a que ofrecen algunas ventajas:

  • Tienen más autonomía en sus baterías.
  • El uso tinta electrónica (la pantalla no hace daño a la vista).
  • Son cómodos para la lectura en la mayoría de los casos.
  • Es posible leer incluso con el reflejo de la luz solar.
  • No tienen distracciones como las aplicaciones de redes sociales, email y demás que ofrecen las tablets.
  • El precio suele ser mucho menor que el de una tablet (en algunos casos).

El usuario actualmente busca que un gadget le pueda servir para realizar diversas tareas a la vez, otros dispositivos como los reproductores MP3 y los GPS también están reduciendo su cuota de mercado por esta misma razón. Parece que esto es un tema de renovarse o morir, un claro ejemplo es el nuevo dispositivo Kindle Paperwhite que incluye conectividad WiFi, pantalla capacitiva y ajustes de retro retroiluminación configurables a gusto del usuario para ofrecer una mejor experiencia de lectura, sin mencionar que el precio se ajusta a cualquier bolsillo.