¡No te pierdas nuestro contenido!

Mediante un nuevo Real Decreto, el Consejo de Ministros del gobierno español aprobará hoy mismo un nuevo mecanismo para compensar a los autores y creadores por la copia privada. Vuelve a España el canon digital que fue eliminado el pasado 31 de diciembre, como informan en Internautas.

Once meses y una semana. Es el tiempo que ha pasado desde que se suprimió el polémico canon digital que tantas protestas levantó durante la época del anterior gobierno del PSOE, hasta que una nueva artimaña del gobierno actual permite recuperarlo. Batiendo todos los récords de la historia de la democracia en cuanto a aplicaciones de la figura del Real Decreto, como también hizo el mes pasado permitiéndose expropiar los dominios .es, el gobierno español vuelve a conceder a autores y creadores la compensación equitativa por copia privada, amparándose en la Ley de Propiedad Intelectual de 1987, mientras que se acaba de perfilar y aprobar el borrador de la reforma de dicha ley.

Esta vez, de una forma más injusta que con el formato anterior. Antes la prestación consistía en lo recaudado en concepto de canon que pasaba por un tasa que aumentaba el precio de soportes susceptibles de contener grabaciones de archivos protegidos por derechos de autor, o incluso copias privadas: CD's, DVD's, pen-drive's USB, teléfonos móviles, reproductores MP3, etc. Ahora en cambio el canon pasará a ser universal, lo pagaremos todos los contribuyentes, pues está recogido como una partida propia en el proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado.

Concretamente, para este año se emitirá una compensación de 5 millones de euros, misma cantidad que se desembolsará dentro de un año, en 2013. Se aplica esta carga al conjunto de la ciudadanía, una práctica que ya ponen en práctica algunos países nórdicos con coyunturas económicas mucho más favorables a los ciudadanos que la española, y que el ministro Wert, como Ministro de Educación, Cultura y Deporte, no ha dudado en importar a España en un contexto de recortes sociales y grandes sacrificios por parte de la ciudadanía.