¡No te pierdas nuestro contenido!

Google Now es una de las revelaciones del año 2012. No en vano, el pasado mes de noviembre conquistó el Premio a la Innovación del Año. Para quien todavía no sepa de qué se trata, es el asistente personal de Google en smartphones y tablets Android que cuenten con la versión 4.1 Jelly Bean o superior. Y que realmente ha conseguido aumentar el valor de de este sistema operativo.

En octubre de 2011, en el mismo evento en el que se lanzó el iPhone 4S, Apple presentó Siri, su asistente de voz. En un primer momento logró impresionar al mundo de la tecnología, pero la competencia no tardó en ponerse las pilas y salir al paso, más mal que bien. Google consiguió acertar, y lo hizo con Google Now. Su mérito fue el de no buscar un rival, como hacen todos los competidores que suelen acabar logrando un producto mediocre y en definitiva peor que el que querían aspirar a hacer sombra. Google supo ver más allá, supo integrar en su sistema un asistente 24/7, no únicamente un software de reconocimiento de voz capaz de dar respuestas a casi todas las preguntas, piropos e inquinas con los que los usuarios ponían a prueba a Siri.

El resultado esperable sería el de una aplicación más en el launchpad de Android. No fue así. Google consiguió una integración más profunda en el sistema, y lo implementó directamente a partir de su motor de búsqueda, y del registro de las acciones más repetidas del usuario para ofrecerle la información más relevante. Además, hace uso de la localización y de los eventos del calendario para saber dónde estamos en cada momento y darnos la información que necesitemos. Por ejemplo, dándonos la combinación de transporte público óptima para volver a casa de forma automática.

Google Now emplea tarjetas especializadas que muestran información de todo tipo: cumpleaños del día, citas y eventos, películas, densidad del tráfico, valores bursátiles, conciertos, gestión de entradas a eventos, traducciones, noticias de última hora, vuelos, puntos de interés cuando estamos de viaje... Y sobre todo una perfecta integración con todo lo que ofrece Gmail. Incluso el tiempo que nos queda para llegar a casa en base a nuestra posición, la ruta a seguir en transporte público o el tráfico en el camino que nos quede. Como tener un servicio de secretariado en el bolsillo.

Todo esto, cuando Google Now no tiene ni seis meses de vida, por lo que impresiona más aún pensar cómo será en el futuro. En este sentido, cobró mucha fama el post en Reddit que hablaba de las posibilidades que podría ofrecer este servicio con el paso del tiempo. Ciertamente, puede tratarse del camino a seguir desde Mountain View.

Cuando pensaba en las posibilidades del NFC, pensaba sobre todo en la automatización de ciertos aspectos en nuestra relación diaria con el smartphone. En cambios de perfil según dónde estemos gracias a las smart-tags. Con ellas, Google Now tendría un perfecto aliado. Por ejemplo, para identificar si estamos en casa, en el coche, o en el trabajo, y cambiar los widgets de nuestra pantalla principal, o reproducir cierta playlist en Spotify, aparte de usos más básicos como poner el móvil en silencio, desactivar la vibración, etc.

Sin NFC, Google Now continuaría teniendo un futuro prometedor, que pasaría especialmente por el uso de la localización. En el mencionado hilo de Reddit hablaban de temas que permitirían reunir en un sólo servicio múltiples aplicaciones individuales que no dejan de ser un engorro, y otros nuevos usos. Por ejemplo, una lista de recordatorios cuando vayamos al centro comercial a comprar, que se muestre en la pantalla en cuanto lleguemos a él. El registro del lugar donde hemos aparcado el coche para llevarnos hasta él al volver, especialmente útil en los parkings enormes. Guardar cupones descuento para usarlos en caja, al estilo PassBook. En esta línea, acceder al cine con las entradas en él, o pagar el billete de bus para volver a casa.

Una aplicación que me tiene enamorado es Evernote, la cual utilizo como el segundo cerebro que anuncian sus creadores. Si Google unificara esta aplicación, u otra nueva con el mismo funcionamiento, con Google Now, el resultado podría ser tremendo. Una biblioteca de nuestra vida donde consultar rápidamente cualquier dato de cualquier momento, en la que dejar cualquier información que consideremos relevante para el futuro, y donde organizar todas nuestras ideas y recursos para proyectos. Y que además, nos muestra la información que necesitemos en base a la hora, geolocalización, y patrón de uso que le damos.

Por lo pronto, tenemos constancia de la voluntad de la gran G de llevar Google Now al navegador Chrome, que no tendría el mismo sentido que en un dispositivo móvil, por lo que es normal pensar en una adaptación a las necesidades que podamos tener en un ordenador. No es de extrañar que Google Now vaya a expandirse, es un servicio muy joven, pero con un prometedor presente. En mi opinión, el futuro de Google Now es uno de los protagonistas de la tecnología.

Imagen de cabecera: Wired.
Imagen: Campus Life.