¡No te pierdas nuestro contenido!

El pasado 17 de diciembre de 2012, se cumplieron 109 años de aquel histórico día cuando los hermanos Wright se convirtieron en los pioneros del aire con su histórico primer vuelo controlado en una máquina más pesada que el aire. Recordamos su hazaña, que hoy, nos da esa increíble capacidad de movernos de un lugar a otro de nuestro planeta de forma fácil, segura y ocasionalmente barata.

Wright Flyer I

Wright Flyer I volando en Kill Devil Hills, Carolina del Norte.

Orville y Wilbur Wright, para llegar a ese histórico momento, tuvieron un largo e interesante proceso. Ninguno de los dos hermanos logró recibir un diploma por haber cursado la escuela preparatoria. Wilbur la terminó pero no obtuvo su diploma puesto que su familia se mudó de Indiana a Ohio; por otro lado Orville se dio de baja de la escuela para comenzar su negocio de imprenta en donde él mismo diseño y construyó su máquina de imprenta. Posteriormente ambos hermanos comenzaron un nuevo negocio de reparación y venta de bicicletas. Eventualmente, con su gran capacidad de diseño y de manufactura crearon su propia línea de bicicletas que a la postre generó suficiente éxito, reflejado en dinero, para abrir 5 tiendas en su Wright Cycle Company en Dayton, Ohio y financiar sus experimentos en aeronáutica.

Wilbur, el gran líder de los dos hermanos, tuvo una fijación importante con el desarrollo de planeadores como los de Otto Lilienthal en Alemania y Octave Chanute en Illinois. Su fijación le llevó a contactar directamente al Smithsonian Institution para obtener mayores conocimientos sobre aeronáutica y algunos diseños históricos. Con el conocimiento obtenido de los experimentos de Lilienthal y Chanute, en 1899 Wilbur comenzó a experimentar los primeros conceptos de aviación con un planeador con una envergadura de 1.5 metros que usaba como papalote. Con las alas amarradas de 4 puntos experimentó con la sustentación y control de movimiento de su planeador en vuelo. Entre 1899 y 1902 los hermanos Wright tuvieron cientos de vuelos experimentales con sus tres planeadores, además de otros cientos de pruebas con diferentes alas y perfiles alares en el túnel de viento de casi 2 metros que Wilbur construyó.

Para diciembre de 1903 los hermanos Wright estaban preparados para experimentar la posibilidad de volar su aparato volador con un motor. Partieron a rumbo Kill Devil Hills en, Carolina del Norte en donde las condiciones para sus experimentos eran satisfactorias, colinas arenosas y agradable viento. En su cuarta visita a Kill Devin Hills, 7 km al sur de Kitty Hawk, ya habían agregado un motor a su planeador y se preparaban para probar el vehículo. El Wright Flyer I, estaba hecho con madera de abetos gigantes, un perfil alar de comba asimétrica, con alas de un algodón muy fino y sellado con pintura para tela. Ningún motor cumplía con las especificaciones que necesitaban los Wright para su vuelo, por lo cual se construyó un motor de una aleación de aluminio y cobre con 4 cilindros, 12 Hp a 1150 rpm con dos contra hélices de 2.4 metros que giraban a 350 rpm.

Las semanas previas a su primer vuelo tuvieron problemas mayores con los ejes de ambas hélices que se rompieron en un par de ocasiones. Finalmente el 14 de diciembre se prepararon para su histórico vuelo, otra vez una de las hélices falló lo que causó que Wilbur tuviera un accidente menor. Tres días después con el Wright Flyer I arreglado se volvió a colocar en su catapulta hecha con maderos de 2x4 y a las 10:35 de la mañana, Orville despegó y controló el pequeño avión de 6.4 metros de largo con una envergadura de 12.2 metros. El vuelo de Orville duró tan solo 12 segundos lo que le permitió avanzar una distancia de aproximadamente 36.5 metros.

<iframe class="aligncenter" width="853" height="480" src="http://www.youtube.com/embed/EOZUZwAnE5A" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Ese mismo día Wilbur y Orville volaron otras tres ocasiones, el segundo vuelo piloteado por Wilbur fue de 53 metros, el tercer vuelo piloteado de nuevo por Orville fue de casi 70 metros. El último vuelo del día, sucedió justo al medio día cuando Wilbur con suficiente experiencia voló 260 metros y se mantuvo en el aire por casi 1 minuto. Orville se quedó con las ganas de continuar volando ese día puesto que el viento daño nuevamente el avión. Decidieron regresar a Kitty Hawk para mandar un telegrama a su padre para que informara los resultados de su vuelo a la prensa, quienes los ignoraron.

La compañía de los hermanos Wright, la Wright Brothers Aeroplane Company, dejó como legado otros 17 aviones después del Flyer I entre 1903 y 1915 cuando Orville vendió la compañía. Las bases de la aerodinámica que los Wright perfeccionaron con su vuelo hace 109 años siguen usándose en nuestros aviones de hoy, debemos recordarlos como esos pioneros que revolucionaron la transportación del Siglo XX y del futuro.