Nadie puede negar que la industria armamentística, desgraciadamente, es un negocio muy lucrativo que mueve miles de millones de dólares al año y que se alimenta de los conflictos armados y esa "falsa sensación de seguridad" que se ha generado alrededor de la tenencia de armas. La fabricación y exportación de armas es un oscuro negocio que mezcla intereses privados y políticos que rara vez se topan con legislaciones que apuesten por un mayor control a pesar de que sucedan casos como el de la Matanza de Newtown en Estados Unidos o las matanzas de los cárteles de la droga en países como México. Precisamente, desde México nos llega un bello proyecto, llamado Imagine, que tiene como objetivo romper, literalmente, con las armas y apostar por la vida a través de la música. ¿Y cómo conseguir una cosa así? Transformando las armas en instrumentos musicales.

imagine19

Esta iniciativa, llamada Imagine (como la canción de Lennon), tan singular es obra de un artista mexicano, llamado Pedro Reyes, que junto a seis músicos decidieron reciclar más de 6.700 armas de fuego decomisadas por las autoridades al crimen organizado y transformarlas, a través de un proceso que duró dos semanas, en 50 instrumentos musicales plenamente funcionales (como un fusil de asalto AK-47 que ha pasado a tener una segunda vida como una flauta travesera o pistolas que se han convertido en una guitarra eléctrica).

Imagine surgió como tal el pasado mes de abril cuando Reyes recibió una llamada del gobierno en la que le informaron que se iba a destruir un cargamento de armas decomisado en la tristemente famosa Ciudad Juárez (donde, por ejemplo, en 2010 se produjeron más de 2.500 muertes vinculadas al mundo del narcotráfico). En el año 2008, este artista llevó a cabo una iniciativa llamada "Palas por pistolas" en la que recicló 1.527 armas y las trasformó en palas con las que sembrar árboles así que, como continuación de esta iniciativa para transformar "instrumentos de muerte" en "instrumentos de vida", decidió tomar la mano tendida por el gobierno y trabajar en una especie de terapia con la que dar una especie de "segunda oportunidad" a las armas y reutilizarlas en algo mucho más bello y, sobre todo, pacífico.

Es como si un exorcismo sucediera y la música expulsara los demonios de las armas, así como un réquiem para las vidas perdidas

Lógicamente, además del gesto y su simbolismo para la sociedad mexicana, Imagine es una clara crítica al mercado legal e ilegal de armas que se desarrolla en todo el mundo y que, en el fondo, tiene su origen en grandes fabricantes "legales" y teóricamente sometidos a las legislaciones de sus países. A pesar de todo el marco legal existente, las armas al final terminan formando parte del oscuro negocio del tráfico de armas en todo el mundo que hemos visto reflejado en documentales o incluso alguna que otra película (entre las cuales recomendaría, sin duda alguna, la francesa Micmacs del director Jean-Pierre Jeunet).

Vale la pena echar un vistazo a esta iniciativa y, sobre todo, a las fotografías y vídeos que se han publicado en Design Boom para hacerse una idea del proceso de transformación que ha desarrollado Reyes para fabricar estos instrumentos musicales tan singulares.

Imágenes: Design Boom

Galería­ de imágenes