Bajo el nombre de ISON, los astrónomos han encontrado un cometa que podríamos observar a finales del 2013. Posiblemente más brillante que la propia Luna y uno de los cometas más brillantes jamas identificados, ISON podrá verse sobre los meses de noviembre y diciembre del próximo año.

ISON

Descubierto por los astrónomos aficionados Vitali Nevski y Artyom Novichonok, la NASA pasó más tarde a explicar datos sobre el mismo. ISON estaría cayendo hacia el Sol desde las órbitas de Júpiter y Saturno. A principios de octubre del 2013 se estima que pasará cerca de Marte, en ese caso, Curiosity podría tomar una foto.

Según ha explicado Donald Yeomans de la NASA, ISON pasará a 1,2 millones de kilómetros del centro del Sol el 28 de noviembre del 2013:

El cometa ISON parece en camino de alcanzar la condición de sungrazer a medida que pase dentro del diámetro solar de la superficie del Sol a finales del 2013, en noviembre. Lo que sobreviva luego pasará cerca de la Tierra a finales de diciembre de 2013. Los astrónomos de todo el mundo van a realizar el seguimiento de esta gran "bola de nieve" de cerca para comprender mejor su naturaleza y la forma en que podría evolucionar en los próximos 15 meses.

Se estima que el cometa sea probablemente uno de los más grandes en pasar alguna vez por la Tierra, aunque como apuntan muchos astrónomos, es posible que ISON se desintegre cuando se acerque al Sol. Si se diera este caso, los investigadores apuntan que el calor del Sol evaporaría los hielos en su masa creando una cola espectacular.

Sea como fuere, si el cometa sobrevive a su paso por el Sol, se espera que podamos observar un espectáculo increíble. Un cometa que podría ser el más brillante en pasar por nuestro planeta y que podría ser visible durante el día en todo el mundo sin necesidad de telescopios.