El sitio web Gallup ha elaborado un curioso ránking, el de los países más felices y más tristes del mundo, en función a las respuestas que han dado sus habitantes a un breve cuestionario. En el mapa que he preparado se ven representados gráficamente éstos, y rápidamente se observa la tendencia de muchos (verdes, países más felices; rojos, países más tristes).

Naturalmente, no se le debe dar una credibilidad absoluta a este estudio, como veremos posteriormente. Más bien es una curiosidad para hacernos una idea de cuál es esta realidad en este sentido, de una forma algo más completa que con el estudio de hace casi tres años. Y en ella, destacan para bien los países latinoamericanos: ocho de los diez países con un índice más alto de emociones positivas experimentadas recientemente, pertenecen a este grupo. Por lo que respecta a los peor posicionados en esta clasificación, sorprende que sólo haya uno africano (Madagascar), mientras que el resto están algo más repartidos. Uno en el sudeste asiático, otros en Asia occidental, y otros en Europa del Este. Las listas son las siguientes:

10 países más felices

  • Panamá: 85 %
  • Paraguay: 85 %
  • El Salvador: 84 %
  • Venezuela: 84 %
  • Trinidad y Tobago: 83 %
  • Tailandia: 83 %
  • Guatemala: 82 %
  • Islas Filipinas: 82 %
  • Ecuador: 81 %
  • Costa Rica: 81 %

10 países más tristes

  • Singapur: 46 %
  • Armenia: 49 %
  • Irak: 50 %
  • Georgia: 52 %
  • Yemen: 52 %
  • Serbia: 52 %
  • Bielorrusia: 53 %
  • Lituania: 54 %
  • Madagascar: 54 %
  • Afganistán: 55 %

Para elaborar estos índices, el procedimiento ha sido el de realizar un cuestionario a habitantes de cada país, mayores de 15 años, en un total de 148 países, tanto por vía telefónica como cara a cara. Según el porcentaje de respuestas afirmativas, se obtienen los porcentajes de las listas anteriores. El margen de error es de entre el 3'4 y el 3'9 %, con un 95 % de confianza. Sus propios autores ya reconocen que este tipo de procedimiento es bastante proclive a derivar en sesgos y errores que debiliten la fiabilidad de los resultados. Las preguntas del cuestionario son las siguientes:

>¿Descansó usted ayer? ¿Se sintió respetado a lo largo del día? ¿Rió o sonrió bastante ayer? ¿Aprendió algo o hizo algo interesante? ¿Experimentó sentimientos durante buena parte del día de ayer? ¿Se sintió agusto?

De este estudio se pueden extraer varias conclusiones, como que la felicidad no está asociada a unos elevados niveles medios de ingresos, ni a la penetración de la tecnología (aunque hay quien defiende que sí), ni en poder obtener productos aspiracionales. En cambio, las zonas menos desfavorables estarían directamente relacionadas con la vigencia o la reciente finalización de conflictos bélicos. Y también ver cómo, aunque hay cambios notables, la tendencia de los países más felices encabezada por latinoamericanos se mantiene cuatro años y medio después de aquel estudio que ya publicamos.