El 4 de marzo de 2000, Sony lanzaba en Japón la que se ha convertido en una de las videoconsolas más longevas y exitosas de la historia. En una semana, la Play Station 2 consiguió vender 900.000 unidades sólo en Japón, meses antes de que llegara a finales de ese mismo año a los mercados europeo y norteamericano. Casi trece años después, Sony anuncia el cese de la distribución de PS2 en Japón.

Play Station 2

Más de 10.000 títulos para Play Station 2 (más la compatibilidad con los de su predecesora), que consiguieron más de 1.500 millones de ventas totales. 50 millones de unidades vendidas sólo en Estados Unidos. 150 millones en todo el mundo. Números impresionantes para la que es sin duda una de las consolas más populares de todos los tiempos. Y a la que ahora vemos apagarse poco a poco, empezando por su descontinuación en un mercado que le fue fiel hasta el final, el japonés. No en vano, hace tan sólo dos años, la Play Station 2 continuaba siendo la plataforma más utilizada para jugar en el país nipón, por encima de modelos mucho más modernos como PSP, Wii, Xbox 360, Play Station 3, o Nintendo DS.

En vista de que su popularidad no cesaba con el paso de los años, Sony llegó a fabricar una televisión con una propia versión de la Play Station 2 en la peana. E incluso se han producido curiosidades casi históricas, como la continuidad de una saga en una misma plataforma durante 13 títulos consecutivos. Es el caso de FIFA, de EA Sports, cuyas ediciones compatibles con Play Station 2 abarcan desde la de 2001 hasta la más actual, 2013. Incluso ha sobrevivido a otras consolas lanzadas posteriormente, como PSP o GameCube (descanse en paz) entre bastantes otras.

Un éxito que tendrá un final tarde o temprano, y que es mejor enterrar con dignidad y a tiempo, que no postergar hasta tener que hacerlo forzosamente. Seguramente lo ha entendido así Sony, y ya ha comunicado que a partir del próximo lunes, las tiendas japonesas que siguen comercializándola no recibirán unidades nuevas, por lo que el final del stock actual supondrá el final de las ventas, casi trece años después, de la videoconsola con más éxito de la historia. En cualquier caso, larga vida a la Play Station 2.