Actualización: Samsung asegura que ya está trabajando en una solución.


Después de que usuarios de la comunidad de XDA-Developers descubrieran una gran brecha de seguridad en diversos dispositivos Samsung, la compañía coreana vuelve a estar en el foco después de que se descubriera un nuevo problema que afecta específicamente a los Samsung Galaxy S III vendidos entre mayo y julio. El asunto es grave ya que tu teléfono queda como un bonito pisapapeles después de 6 meses de uso.

Hay distintos foros reportando este detalle que al parecer, es específicamente de fabricación, el componente que falla es nada más y nada menos que la placa base, después de usar tu móvil por 6 meses no importa si tienes instaladas custom roms o acceso a root, simplemente deja de funcionar.

Los principales problemas que detectan los usuarios:

  • No enciende el dispositivo.
  • No es posible entrar al modo download.
  • Se hace un bucle  al encender cuando aparece el logo de Samsung.
  • En algunos casos permite al usuario a entrar al modo download pero no deja instalar nada.

Las causas que ocasionan este problema no se descubren aún de manera exacta, es casi seguro que se debe a que las placas madres que ha utilizando Samsung durante los meses de mayo, junio y julio no son de la mejor calidad, hasta el momento se trata de una minoría de dispositivos. En XDA-Developers se identifican dos modelos afectados, el GT-i9300 y el GT-i9305 (la versión LTE).

El problema es grave y afecta directamente al consumidor  ya que a pesar de que a los 5 y 6 meses meses de uso, aún se cuenta con tiempo para que los teléfonos sean enviados a garantía, el problema es que después de enviados, la entrega tarda de 30 a 40 días. Parece que la estrategia de Samsung es quedarse callada y seguir vendiendo como nunca a pesar de todos estos fallos de seguridad y tremendos errores de fabricación.