¡No te pierdas nuestro contenido!

Este año 2012 del que apenas nos quedan 15 días hemos celebrado el centenario del nacimiento del gran Alan Turing, matemático, filósofo, héroe de la Segunda Guerra Mundial, padre de la inteligencia artificial y, sin embargo, maltratado y perseguido en su país por ser homosexual, un hecho que llevó a su muerte tras ingerir una manzana envenenada con cianuro. A día de hoy, 60 años más tarde de su condena, Alan Turing sigue siendo considerado, a efectos legales, culpable de un delito; un hecho que no tiene sentido y que ha llevado a la comunidad científica del Reino Unido, capitaneada por Stephen Hawking, a publicar una carta solicitando el indulto de Turing al gobierno británico.

alan turing statue

En una carta publicada en el Daily Telegraph, Stephen Hawking y otros 10 representantes de la comunidad científica del Reino Unido (como Martin Rees y el Premio Nobel Paul Nurse) han solicitado al Primer Ministro David Cameron que indulte a una de las grandes mentes británicas del siglo XX y, por tanto, que concedan el perdón a Alan Turing.

Escribimos para apoyar la petición de indulto póstumo a Alan Turing, una de los matemáticos más brillantes de la era moderna.

Él lideró al equipo de los descrifradores del código [Enigma](http://alt1040.com/2011/07/la-maquina-enigma-el-sistema-de-cifrado-que-puso-en-jaque-a-europa) en las instalaciones de Bletchley Park, un hecho en el que coinciden muchos historiadores que consiguió acortar la Segunda Guerra Mundial.

Sin embargo, sucesivos gobiernos parecen incapaces de perdonar su condena por algo considerado entonces como un crimen, ser homosexual, lo cual le llevó a suicidarse a la edad de 41 años.

Instamos al primer ministro a ejercer su autoridad y que perdone formalmente a un icónico héroe británico.

En 1952, Alan Turing, a pesar de todos sus logros, había sido condenado por ser homosexual y, desde entonces, el Gobierno de Reino Unido ha esquivado este tema y nunca ha rehabilitado la memoria de Alan Turing. En septiembre del año 2009, el Primer Ministro Gordon Brown realizó un gesto que, realmente, fue insuficiente puesto que emitió un comunicado disculpándose por el trato que dispensaron los poderes públicos a Alan Turing pero, aunque la opinión pública presionó al gabinete de Brown, no se le concedió el indulto.

De hecho, aprovechando el año del centenario de su nacimiento, se volvió a pedir al Parlamento Británico el indulto póstumo y, nuevamente, los poderes públicos de Reino Unido volvieron a rechazarlo alegando que Alan Turing fue juzgado y condenado por un hecho que era considerado delito según las leyes vigentes por aquel entonces. Además de esta carta publicada en la prensa, y firmada por las "grandes mentes" de la comunidad científica actual del Reino Unido, se ha cursado una petición formal al Parlamento Británico para que, por segunda vez, considere el indulto de Turing antes que termine el curso político en junio de 2013.

Según Michael Grade, ex-presidente de la BBC y que también ha colaborado en la redacción de la carta enviada al Parlamento, el trato dispensado por el país a Turing es algo de lo que deberían avergonzarse todos los ciudadanos puesto que, a pesar de haber pasado 60 años, el país se enorgullece de llamar genio a alguien que es incapaz de perdonar por tener una orientación sexual considerada errónea por las leyes de los años 50.

Es increíble que, a pesar del legado y obra de Alan Turing, el Gobierno Británico en pleno siglo XXI haya vuelto a denegar el perdón a uno de sus genios y héroes nacionales. Ojalá que la iniciativa de Stephen Hawking sirva para que, de una vez, las autoridades indulten a Alan Turing y le otorguen el lugar que se merece en la historia del país.