Decir que Apple y Samsung se encuentran librando una batalla a nivel mundial no es decir nada nuevo, es algo que hemos visto en las distintas demandas que se han ido cruzando usando las patentes como armas arrojadizas y acusándose de copiarse los productos (todos recordamos el millonario fallo a favor de Apple en California). Ante este panorama, uno podría pensar que los altos ejecutivos de ambas compañías ejercerían de abanderados de sus respectivos productos, sin embargo, Young Sohn, el responsable de estrategia de Samsung y que, además, está al cargo de los proyectos de investigación e innovación de la compañía, resulta que utiliza a nivel personal los dispositivos y servicios del "gran rival", es decir, Young Sohn tiene un Mac, un iPhone y un iPad.

Young Sohn

Este hecho tan peculiar se ha conocido a través de una entrevista que el MIT Technology Review le ha realizado y, aunque ha comentado que en el trabajo utiliza dispositivos de Samsung y tiene un smartphone fabricado por su compañía, en su casa utiliza productos de Apple porque, desde siempre, los ha utilizado y, por tanto, ha tenido que apañárselas para poder interoperar entre los sistemas de la compañía y sus dispositivos personales

En el trabajo utilizo dispositivos Samsung, en casa los de Apple, principalmente porque todos mis sistemas y archivos son compatibles con estos dispositivos. Parece un poco farragoso, ¿verdad? Sin embargo, uno puede encontrar la manera de sincronizar sus contactos y sus agendas entre los dos sistemas. Se puede hacer. Cuesta un poco de trabajo pero es posible

A primera vista, una declaración de este tipo puede chocar bastante porque, a lo largo de la entrevista, el responsable que marcará la estrategia de Samsung tiene una visión muy particular de Apple y, precisamente, su visión no demoniza a su competidor sino más bien todo lo contrario. Para Young Sohn, Apple es un cliente, un competidor y un modelo de referencia puesto que los de Cupertino ofrecen, además de dispositivos, un ecosistema con servicios (iCloud, por ejemplo) y, en este ámbito, Samsung aún está dando sus primeros pasos y es donde debería entrar para poder competir, realmente, con Apple.

En muchas compañías, que el responsable de estrategia utilice los productos de la competencia podría ser visto, casi, como un sacrilegio o una ofensa; de hecho, son muchas las empresas que practican el Eating your own dog food, es decir, utilizar sus propios productos para dar ejemplo e instaurar esta práctica como política de empresa (algo que en muchos ámbitos se ve como algo de lo más normal y natural y que, dentro del sector tecnológico, es práctica habitual). Sin embargo, las declaraciones de Young Sohn me parecen muy valientes y son mucho más profundas que el chascarrillo o la anécdota al pensar en la popular frase "en casa del herrero, cuchara de madera".

Quizás se podría esperar que Sohn utilizase en exclusiva productos de su empresa pero el responsable de la estrategia debe ir más allá y conocer el entorno que le rodea: la demandas de los usuarios, los puntos fuertes de la compañía y sus valores diferenciales y, como no, la competencia y lo que ésta hace bien. Lógicamente, analizar a la competencia no significa copiar, literalmente, lo que ésta hace sino innovar y ofrecer productos y servicios mejores que sean capaces de atrapar al usuario por algo más que un precio más bajo.

En el libro "El arte de la guerra" atribuido a Sun Tzu, podemos encontrar lo que creo que es un buen resumen de este "particular caso":

Conoce a tu enemigo y conócete a ti mismo; en cien batallas, nunca saldrás derrotado. Si eres ignorante de tu enemigo pero te conoces a ti mismo, tus oportunidades de ganar o perder son las mismas. Si eres ignorante de tu enemigo y de ti mismo, puedes estar seguro de ser derrotado en cada batalla

Parece que Samsung pondrá el foco en crear su propio ecosistema de servicios, habrá que ver por qué senda nos lleva la estrategia de la compañía y si son capaces de sorprendernos con algo distinto a iCloud que sea capaz de marcar la diferencia.