¡No te pierdas nuestro contenido!

En una carta abierta emitida hace unas horas desde el MIT, y firmada hasta ahora por 83 investigadores, se pide al Instituto una disculpa pública por el silencio ante la acusación federal injusta contra Aaron Swartz. Una carta donde son los actores principales del MIT los que evalúan el comportamiento de la institución ante la figura del joven tristemente fallecido estos días.

Aaron Swartz

La carta, la cual está siendo firmada por científicos y miembros del Instituto, pretende así dejar constancia de parte de quién se encuentran los trabajadores que la firman, sólo ellos, ya que añade finalmente que la misma no pretende representar al MIT como sociedad.

Una carta que dice así:

Los abajo firmantes pedimos que el MIT presente una disculpa por su silencio ante la acusación federal injusta contra Aaron Swartz para las acciones que causaron poco o ningún daño a personas individuales o al propio MIT. Frente a una multa de 1 millón de dólares y más de 35 años de prisión si era declarado culpable de 13 cargos de delitos graves relacionados co la descarga de artículos de revistas académicas en la red del MIT, Aaron se suicidó el 11 de enero del 2013.

Creemos que el MIT debería haber emitido un comunicado criticando los cargos excesivamente duros contra Aaron a la luz de los hechos siguientes:

  • Aaron usó una red abierta del MIT para tener acceso a los artículos de JSTOR a través de la suscripción legal de la revista del MIT. En el peor de los casos, hizo uso de un script para automatizar la descarga de 4,8 millones de artículos de JSTOR violando los términos de uso, algo por lo que no fue acusado.

  • Aaron nunca distribuyó cualquiera de estos artículos para el público. De hecho, devolvió todas las copias de las descargas y prometió que no las compartiría, una vez que fue arrestado.

  • JSTOR declaró que no tenía ningún interés en la búsqueda de un litigio civil contra Aaron y pidió que el litigio penal desistiera.

Aarón era un activista social, defensor del libre acceso al conocimiento, y amigo de muchos en la comunidad del MIT. Nos entristece enterarnos de su muerte y mostramos nuestro apoyo a su familia y a la crítica social de la inacción del MIT en contra de "un sistema de justicia penal plagado de intimidación y persecución de la divulgación".