¡No te pierdas nuestro contenido!

La celebración del CES hace que esta sea, sin duda, una de las semanas más intensas y esperadas para el sector de la tecnología. En esta convención que se celebra en Las Vegas, y que, por cierto, finaliza este viernes, se dan cita pesos pesados de la industria tecnológica y la electrónica de consumo para mostrar nuevos productos y prototipos que marcarán el mercado en los próximos meses.

CES 2013 Entrada

Teniendo en cuenta que el evento llega ya a su recta final y que, tras el frenético lunes de presentaciones a los medios, los grandes anuncios ya se han realizado; creo que vale la pena detenerse unos minutos a echar la vista atrás y analizar los aspectos más destacados de lo que hemos visto en el CES.

El tamaño sí que importa

Si tuviese que buscar un adjetivo para este CES 2013, no dudaría en asociarle "grande". Televisores de 85 pulgadas como el Samsung UN85S9 o el de 65 pulgadas de LG y tabletas de más de 20 pulgadas como las de Panasonic o Lenovo. Aunque es complicado que instalemos en el salón de nuestra casa una pantalla de 65 pulgadas (en mi caso por falta de espacio físico), he quedado muy sorprendido con algunas de las propuestas realizadas, tanto en la calidad de imagen (el famoso 4K) como en el acceso a servicios (las Smart TVs de Samsung) o, incluso, innovaciones en el diseño y en las formas como pueden ser las pantallas curvas.

LG UHD TV 84 LM9600

En el caso de las tabletas, la de Panasonic tiene como target el sector profesional, es decir, el mundo del diseño industrial o la arquitectura puesto que su cometido es visualizar planos o gráficos a gran tamaño y poder interactuar con ellos cómodamente. Otra cosa bien distinta es la aberración que propone Lenovo, un PC convertible en tableta de 27 pulgadas que parece estar enfocada en el sector consumo, es decir, en usuario final y, la verdad, creo que en este caso es un auténtico error.

Dispositivos móviles

Está claro que el momento y lugar para desplegar toda la "artillería" en el ámbito de la movilidad es el Mobile World Congress, sin embargo, uno espera ver en el CES algunos dispositivos móviles puesto que también están dentro del ámbito de la electrónica de consumo.

Las tabletas, como era de esperar, han estado representadas por múltiples fabricantes que han mostrado sus propuestas (de todo tipo). He de reconocer que, dentro de este segmento, me han sorprendido gratamente los modelos "robustos" de Panasonic, las Toughpads. Estas tabletas, que siguen la senda de los Toughbooks (los portátiles "de batalla"), tienen como objetivo aguantar todo tipo de batallas y funcionar bajo condiciones extremas ofreciendo a las empresas (destinatario principal de estos dispositivos) unas tabletas con las que poder equipar a sus empleados sin miedo a averías.

toughpad panasonic

Se ha echado en falta la presencia de más smartphones, por ejemplo en la monótona presentación de Samsung, aunque la presentación de los dos nuevos integrantes de la familia Xperia de Sony (Xperia Z y Zperia Zl, ambos con procesadores Qualcomm Snapdragon S4 a 1.5GHz) prometen no pasar desapercibidos por los mercados con una apuesta, dentro del segmento de gama alta, más que interesante.

Entre las tabletas y las consolas portátiles, creo que es importante hacer mención a Razer Edge, un dispositivo que aúna las capacidades de un PC, una videoconsola y una tableta para ofrecer, aunque a un precio muy elevado, un dispositivo enfocado íntegramente en los juegos (que, por cierto, no es el primero que vemos en este CES puesto que NVIDIA nos mostró Project SHIELD).

Razer-Edge

No puede faltar, claro está, una mención especial a los procesadores Snapdragon 800 y 600 de Qualcomm y el Tegra 4 de NVIDIA porque prometen abrirnos la puerta a una gama de dispositivos muy interesante.

Las decepciones y las rarezas

Teniendo en cuenta el potencial de una compañía como Samsung, su presentación en el CES creo que no estuvo a la altura del nivel que podrían llegar a alcanzar y demostrar. Si bien la primera parte de la presentación, enfocada en sus televisores y el SmartHub, fue muy interesante; el concepto de la actualización hardware de la televisión mediante el Smart Evolution Kit me sigue resultando extraño y un cambio de hábitos en los usuarios (actualizar su TV cada 'x' años porque se quede obsoleto en hardware) que dudo que sea capaz de darse (un televisor no es un aparato que se renueve, tras su compra, cada tres o cuatro años).

Samsung refrigerator-T9000 (2)

Además, teniendo en cuenta el calado de Samsung en el sector de la movilidad, su presentación pasó de puntillas por este ámbito, sobre todo, porque antes nos dejaron fuera de juego con su frigorífico inteligente con display, conexión a Twitter e integración con Evernote (que, incluso, puede tener hasta sentido si almacenas, como yo, tus recetas de cocina en este servicio).

Otro de los grandes que dejó un sabor agridulce fue Intel al hablar de los ultrabooks. A día de hoy, los ultrabooks tienen un precio elevado, un aspecto que la compañía reconoció durante su presentación y que prometió solventar. ¿El problema? Que, según anunciaron, hasta principios de 2014 no lo tienen previsto.

Dentro del apartado de rarezas, además de la nevera de Samsung, por este CES hemos visto gadgets como la TEC Jacket 2.0 (donde guardar todos nuestros dispositivos y, además, cargarlos), el HAPIfork (un tenedor que monitoriza lo rápido que comemos para darnos un toque de atención), el Parrot Flower Power (un sistema de monitorización para plantas y jardines bastante llamativo) o incluso un rifle basado en Linux que es capaz de enviar a un iPad la imagen de la mira telescópica.

En términos generales, hemos tenido la ocasión de ver productos muy prometedores en este CES y, teniendo en cuenta el buen número de tabletas y dispositivos híbridos que hemos visto, creo que en el próximo Mobile World Congress vamos a ver también dispositivos bastante interesantes.